Entretenimiento

Sara Manuela: un caso de usurpación de identidad que conmociona las redes sociales

La víctima de este suceso reveló todo el caso en una cuenta de Instagram que creo para desenmascarar a la usurpadora

El nombre de Sara Manuela se ha hecho viral en las últimas horas en plataformas como Twitter, Facebook e Instagram y por lógica podría pensarse que se habla de una mujer. Sin embargo, la realidad es que se trata de un personaje ficticio con el cual usurparon la identidad de la odontóloga venezolana, Martha Hidalgo.

El escándalo salió a la luz porque la víctima de esta historia creó una cuenta de de Instagram que llamó «Sara Manuela no existe, es una cuenta fake», y allí explicó todo lo que ha pasado desde hace aproximadamente dos años, tiempo durante el cual la autora de este delito habría estafado a hombres y mujeres.

Martha Hidalgo contó que un día la supuesta Sara Manuela (a quien señaló como una mujer colombiana), la contactó vía a WhatsApp para solicitarle un servicio odontológico. Así fue como terminaron agregándose la una a la otra a su lista de contactos y la usurpadora se aprovechó de eso para tomar las fotografías que su odontóloga publicaba.

Sara Manuela se inventó una vida igual a la de la odontóloga

A partir de esas fotografías de WhastApp y otras que tomó del perfil de Instagram de Martha Hidalgo, Sara Manuela se creó sus propios perfiles haciéndose pasar por ella e inventando historias familiares para persuadir personas y lograr relaciones virtuales de las que luego sacarían beneficio económico.

La usurpadora se colocó Giraldo como apellido, inventó que vivía en Medellín en una lujosa y acomodada vivienda de una de las zonas más exclusivas de esta ciudad. Posteaba las imágenes de Hidalgo caso que al mismo tiempo que ella, lo que deja ver que estaba siempre al pendiente de sus movimientos para poderlos replicar y que no hubiese sospechas.

Un hombre la dejó en evidencia

El castillo de naipes se le cayó a Sara Manuela cuando uno de los hombres que enamoró comenzó a desconfiar, porque siempre que pactaban una cita ella nunca llegaba y lo dejaba plantado. Así mientras investigaba, dio con la odontóloga y allí descubrió toda la verdad.

Después de eso, Martha contactó a la falsa Sara Manuela y después de conversar con ella decidió que no expondría su verdadero nombre, porque se topó con que hay una triste historia de vida detrás. Aparentemente la mujer usurpó la identidad porque se sentía carente de afecto y quería ser popular, encontrar amigos y una pareja.

Todo el relato de Martha Hidalgo puedes encontrarlo haciendo CLIK AQUÍ. 

 

Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram