Mundo

La nave SpaceX regresa a la Tierra con cuatro astronautas de la ISS a bordo

La cápsula Crew Dragon regresó a la Tierra este domingo por la mañana, transportando a cuatro astronautas que pasaron más de cinco meses en la Estación Espacial Internacional.

Cuatro astronautas, tres estadounidenses y un japonés, regresaron a la Tierra a bordo de una nave espacial de la compañía SpaceX este domingo 2 de mayo, aterrizando frente a la costa de Florida. Pasaron más de 160 días a bordo de la Estación Espacial Internacional.

La cápsula Crew Dragon se desprendió de la ISS según lo previsto (20:35 horas del sábado en la costa este de Estados Unidos, 00:35 GMT del domingo).

«Gracias por su hospitalidad, (…) nos veremos en la Tierra», dijo Michael Hopkins, uno de los cuatro astronautas, a los que permanecieron a bordo de la Estación.

El vuelo de regreso a la Tierra duró unas seis horas y media. Los cuatro astronautas aterrizaron a las 2:56 a.m. hora local (06:56 GMT) en el Golfo de México frente a la ciudad de Panamá, Florida.

Se desplegaron barcos para recuperar la cápsula y los astronautas. La tripulación, compuesta por tres estadounidenses y un japonés, dijo que se encontraba en buen estado de salud, según la agencia espacial estadounidense.

«Hemos estado entrenando para recuperar a las tripulaciones día y noche», aseguró Steve Stich, jefe del programa de vuelos comerciales de la Nasa, al ser preguntado poco antes de la salida de la cápsula. «Los barcos tienen muchas luces» y tendremos «luz de luna», dijo, señalando que las condiciones meteorológicas eran excelentes por el momento, con mar en calma.

Primera misión regular que regresa a la Tierra gracias a SpaceX

Los estadounidenses Michael Hopkins, Victor Glover, Shannon Walker y el japonés Soichi Noguchi fueron los primeros astronautas en una misión «operativa» que voló a la ISS el pasado noviembre por la compañía espacial de Elon Musk, que se ha consolidado como un socio clave de la NASA.

Otros dos estadounidenses ya hicieron el viaje de ida y vuelta a bordo de Dragon en 2020, durante una misión de prueba de dos meses a la Estación. En su momento, fue el primer vuelo a la ISS lanzado desde Estados Unidos desde el fin de los transbordadores espaciales en 2011, y el primero operado por una empresa privada con astronautas a bordo.

Esta vez se trata de la primera misión regular traída a la Tierra por SpaceX.

Para el «chapuzón» final, los astronautas estaban a bordo de la misma nave espacial Dragon, llamada Resilience, que los había llevado a la órbita, y que SpaceX planea reutilizar para otras misiones, después de reacondicionarla.

Dragon también lleva a bordo «congeladores científicos llenos de muestras de investigaciones» realizadas en gravedad cero, dijo la NASA.

La salida de esta tripulación, Crew-1, se produce tras la llegada a bordo de la ISS, la semana pasada, de una segunda misión regular llevada a cabo por la compañía estadounidense (Crew-2), que incluye al astronauta francés Thomas Pesquet, y al que se le ha pasado el testigo en los últimos días.

«El tiempo pasó volando, pasó muy rápido»

El martes, Shannon Walker entregó el mando de la ISS a un astronauta de la Tripulación 2 en una ceremonia simbólica. «Conservaré estos momentos para siempre», dijo entonces.

En total, la Tripulación-1 habrá pasado 168 días en el espacio. «El tiempo pasó volando, pasó muy rápido», dijo Victor Glover.

«Todos estamos, como pueden imaginar, muy ilusionados con este aterrizaje, por lo que va a permitir, es decir, el regreso a nuestras familias», dijo Michael Hopkins. «Estamos muy entusiasmados con esta misión. Creo que todos estamos deseando volver a casa también».

Su salida de la ISS estaba prevista inicialmente para el miércoles y luego para el viernes, pero tuvo que posponerse cada vez debido a las malas condiciones meteorológicas previstas en la zona de aterrizaje.

La Nasa y SpaceX están «trabajando estrechamente con los guardacostas de Estados Unidos para establecer una zona de seguridad de 10 millas náuticas alrededor del lugar de aterrizaje previsto en el agua para garantizar la seguridad del público» y de los encargados de recuperar a los astronautas, dijo la agencia espacial estadounidense en un comunicado.

Durante el regreso de los dos astronautas de la misión de prueba en agosto de 2020, las embarcaciones de recreo se acercaron demasiado al lugar de aterrizaje de la cápsula y tuvieron que apartarse.

Además de los cuatro astronautas de la Crew-2, también permanecen en la ISS otro astronauta estadounidense y dos rusos, que llegaron en un cohete Soyuz. Antes de la partida de la Tripulación-1, la Estación Espacial estaba poblada por nada menos que 11 personas.

También puede interesarle leer: