Estilo de vida

Infusiones para bajar de peso: 4 recetas para hacer en casa

Perder peso es a veces más complejo de lo esperado. Para estimular el metabolismo y darle una ayuda extra, puede ser prudente favorecer los ingredientes con principios activos beneficiosos para nuestro proceso de adelgazamiento. Las infusiones, en particular, son grandes aliadas para quemar grasas, depurar y drenar el organismo. Descubre en este artículo las 4 recetas más efectivas de infusiones para bajar de peso y cómo prepararlas.

Antes de pensar en perder el exceso de peso, es importante tener en cuenta que no hay cura milagrosa si no se acompaña de una dieta sana y equilibrada. Para perder peso rápidamente, sus objetivos deben combinar métodos eficaces con un mejor estilo de vida.

¿Cómo perder peso rápidamente?

Si tiene mucho sobrepeso, es posible que tenga que tomar medidas más serias, pero se puede conseguir una pérdida de peso moderada rápidamente siguiendo los consejos adecuados. La actividad física regular es uno de los pilares de cualquier programa de adelgazamiento para perder peso de forma saludable. Al mismo tiempo, es posible activar el metabolismo y estimularlo con bebidas depurativas o quemagrasas que aprovechan los principios activos de ciertas plantas.

Estas infusiones también son un sustituto eficaz para quienes les resulta difícil prescindir de las bebidas carbonatadas u otros refrescos azucarados. Además de aumentar la diuresis, ayudan a eliminar toxinas y a combatir la retención de líquidos, que suele ser la causa de la molesta hinchazón. Sin embargo, para observar los efectos beneficiosos, es necesario ser riguroso en su consumo regular. Combinados con una buena actividad física y una dieta sana, son preparados formidables para luchar contra el aumento de peso.

4 recetas de infusiones para bajar de peso

Antes de empezar a preparar las infusiones, es importante tener en cuenta que, para obtener buenos resultados, se aconseja beber de 1 a 3 tazas al día durante 2 semanas. Esto se aplica a personas sin problemas de salud subyacentes. Estas infusiones pueden consumirse inmediatamente antes o después de las 3 comidas principales del día. También pueden tomarse a media mañana o a media tarde como tentempié para combatir el hambre. Además, no se recomienda el uso de edulcorantes para promover la pérdida de peso. Por ello, es preferible consumirlos tal y como se han preparado.

  1. Té de menta

Verdadero supresor del apetito, la menta es un importante aliado cuando se quiere perder peso. Bajo en calorías, estimula la digestión y da sensación de saciedad, lo que es útil para combatir las punzadas de hambre. Según un estudio, tiene beneficios antiinflamatorios, antioxidantes y diuréticos. Por lo tanto, el té de menta puede ayudar a perder peso. Se puede beber entre comidas para evitar comer en exceso en la mesa, lo que también estimulará la digestión.

Ingredientes (para una taza)

  • 1 cucharada de hojas de menta fresca o seca
  • 1 taza de agua

Preparación: Comience por llevar el agua a ebullición, luego retírela del fuego. Añada las hojas de menta y déjelas en infusión durante 10 minutos, asegurándose de que la olla esté tapada. Una vez transcurrido este tiempo, cuélelo todo. ¡Ahora todo lo que tiene que hacer es beber su delicioso té!

  1. Té de cúrcuma y jengibre

La cúrcuma, considerada una especia adelgazante, es muy útil para evitar la acumulación de grasa y debe su eficacia a su principal principio activo: la curcumina. Según un estudio preliminar, tendría una acción notable en la reducción del tejido graso. Su combinación con el jengibre, conocido por aumentar la termogénesis, tiene un efecto beneficioso en todo el metabolismo, al que ayuda a activar.

Ingredientes (para una taza)

  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo
  • aproximadamente 1 cm de raíz de jengibre fresco

Preparación: En primer lugar, vierta 250 ml de agua en una cacerola. Luego rallar el jengibre fresco y ponerlo dentro. Añadir el polvo de cúrcuma a la mezcla. Hervir la bebida durante 15 minutos antes de colarla. Puede añadir un poco de zumo de limón a su té antes de beberlo.

  1. Té de ortiga

La ortiga es muy útil para perder peso, ya que está concentrada en varios principios activos, vitaminas y minerales que son interesantes cuando se quiere perder peso. Contiene calcio, hierro, magnesio, potasio, vitamina E y vitaminas del grupo B. Una gran cantidad de beneficios para el cuerpo. También es muy rico en antioxidantes y es uno de los remedios favoritos de las abuelas para deshacerse de esos kilos de más. Un estudio in vivo publicado en la revista Nutrients subraya el hecho de que la ortiga evita la acumulación de grasa en el hígado y el tejido adiposo y tiene el potencial de combatir la obesidad causada por una mala alimentación.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas frescas de ortiga
  • 250 ml de agua

Preparación: Para preparar una infusión de ortiga para adelgazar, comience por limpiar las hojas de la planta y luego sumérjalas en una olla que contenga 250 ml de agua fría. Hervir en el fuego durante 3 minutos, y una vez que la mezcla haya hervido, dejarla en infusión durante 10 minutos antes de colarla. Sólo queda disfrutarla. Si prefiere un uso más sencillo, también puede optar por las hojas de ortiga secas.

  1. Té de café verde

Lo que se conoce como café verde es en realidad el clásico café sin tostar, cosechado antes de que las semillas estén completamente maduras. Se utiliza para preparar bebidas quemagrasas y a veces se vende como complemento alimenticio. Los principios activos que contiene son capaces de limitar la absorción de las grasas, de ahí su utilización en los programas de adelgazamiento.

Ingredientes (para una taza)

  • 1 cucharadita de granos de café verde
  • 1 taza de agua

Preparación: Comience por moler los granos de café verde en un molinillo o una batidora. Verter los granos picados en una taza de agua muy caliente pero no hirviendo. Lo ideal es que el agua esté a una temperatura de 80 grados. Dejar reposar durante 10 minutos, luego colar y beber el té caliente.

Advertencias:

Si padece enfermedades crónicas o está tomando medicamentos, debe consultar primero a su médico antes de tomar estas infusiones con regularidad. Siempre es aconsejable contar con el asesoramiento de un profesional de la salud, que evaluará cada situación de forma individualizada, teniendo en cuenta los posibles tratamientos o patologías.

Aunque los remedios naturales son excelentes aliados, esto no significa que no tengan contraindicaciones. Pueden interferir con la medicación o provocar una estimulación excesiva de los órganos ya afectados por la enfermedad. Su uso también debe ser aprobado por un médico para las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

También puede interesarle: Bajar de peso y quemar la grasa del vientre: cómo hacerlo sin ejercicio

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -