Entretenimiento

Diego Bertie y Jaime Bayly: un romance breve con trascendencia tormentosa

Bayly habría revelado información íntima del actor sin su autorización

En horas de la mañana de este viernes, 5 de agosto, se conoció el trágico fallecimiento del actor peruano Diego Bertie, quien ganó reconocimiento internacional al protagonizar telenovelas en países como Colombia y Venezuela.

Bertie perdió la vida tras caer desde el balcón de su apartamento, ubicado en el piso 14 de un edificio situado en el sector de Miraflores, de la ciudad de Lima. Con su partida física no solo han aflorado palabras de duelo del gremio de actores de la región, sino también algunos detalles de su pasado.

Por ejemplo, ha tomado especial relevancia el tema de su homosexualidad, reconocida y aceptada recientemente; y el romance breve que tuvo con el presentador Jaime Bayly, con quien compartió estudios universitarios.

Lea también: Fallece trágicamente Diego Bertie, actor de ‘La Ex’

Bertie señaló a Bayly de exponerlo

Después de 28 años, Diego Bertie admitió que efectivamente hubo un romance con Bayly, pero aclaró que se trató de algo fugaz, «fallido» e irrelevante.

Esto lo dijo después de que durante más de dos décadas estuvo hostigado por la prensa, pues ya el presentador había sacado a la luz la historia, aunque sin nombres, pero con datos evidentes que hicieron que los asociaran al uno con el otro.

“Efectivamente sí, fui amigo de Jaime. Tuvimos una relación, una relación corta, una relación fallida, no fue una relación relevante. Lo que fue relevante fue lo que él hizo con eso. Escribió libros, expuso mi intimidad. Vulneró a mi familia, a mi hija, a mi vida, a mi carrera, y me hizo mucho daño”, contó el actor en el programa de Magaly Medina, icónico de la televisión peruana.

‘No se lo digas a nadie’: el libro

Sobre este tema Jaime Bayly escribió un libro llamado ‘No se lo digas a nadie’, el cual estrenó en el año 1994. La trama era protagonizada por los personajes Joaquín Camino, un joven homosexual, y Gonzalo Guzmán, un actor de moda en Lima.

Ambos se enamoraron y tuvieron una corta, apasionada y oculta historia de amor, pues públicamente eran personas heterosexuales.

En este producto literario no se mencionaron nombres propios, pero el entorno de los dos comenzó a hilar la historia y a asociar que Joaquín era Jaime y que Gonzalo era Diego. Desde allí comenzó la odisea del actor, y en más de una oportunidad negó la existencia de tal amorío.

Años después y tras pasar muchas polémicas, el presentador volvió a avivar el tema, también con Magaly Medina, en el año 2005. Allí reiteró que hubo una historia y que le deseaba siempre el bien a esa segunda persona.

«Diego Bertie me ha gustado, sí. Tuvimos una historia muy bonita. Sí, (sé que se ha divorciado). Espero que esté bien, contento, lo recuerdo con cariño. Yo sí creo que Diego Bertie siempre me va a gustar, nunca digas nunca. Pero yo ya estoy viejito, no creo que le interese tener un revolcón conmigo”, expresó.

La columna

Después de años y años de controversias, Jaime Bayly escribió una columna de opinión cuyas líneas muchos tomaron como un mensaje contra Bertie. En ellas hablaba nuevamente de aquel romance que, producto de la negación de una de las partes, se convirtió en una enemistad. ‘El actor y el escritor’, se llamó el artículo.

“El actor se esconde, niega todo. Odia al escritor, al que considera… traidor. El escritor se casa y tiene hijos. El actor se casa y tiene hijos. El actor se divorcia y no reconoce que le gustan los hombres. El escritor va a un programa, le preguntan por el actor. Dice que fueron amantes, que lo extraña. El actor dice que no quiere ver más al escritor, que nunca fue su amigo muy íntimo, ni nada. El escritor enciende la televisión y su novio le dice ‘Qué raro. No tiene huevos para salir del closet, pero sí para hacer un comercial de detergentes’”, se lee en uno de los extractos.