Salud

¿Tienes piercing en la nariz? Así debes limpiarlo mientras se cura

Los piercing necesitan diferentes tipos de cuidado, dependiendo del lugar donde estén ubicados. Por supuesto, con algunos debes tener más cuidado, por ejemplo si tienes un piercing en la nariz, desde el momento en lo que te lo haces.

Un piercing en la nariz necesita limpieza periódica y con cuidado y detalle, para que la cicatrización sea mucho mejor y más rápida, evitando infecciones. Todo esto hasta que este haya terminado de curar.

Es importante saber cómo limpiar los piercings de la nariz, ya que la limpieza ayuda a prevenir infecciones y otras complicaciones, como traumatismos nasales, golpes en la nariz, dificultades para respirar y cicatrices.

Este artículo explica todo lo que una persona necesita saber sobre cómo limpiar los piercings de la nariz para que se curen más rápido.

Consejos para limpiar un piercing en la nariz

Saber cómo limpiar los piercings de la nariz es crucial para su curación. Limpiar un piercing nasal por primera vez puede ser un reto, ya que la zona será dolorosa y sensible. Sin embargo, la limpieza de la zona del piercing ayudará a aliviarla y a reducir el dolor y la hinchazón. Los expertos recomiendan limpiar el piercing nasal dos veces al día hasta que esté completamente curado.

Proceso de limpieza

El piercing nasal puede limpiarse sumergiendo la zona del piercing en agua salada tibia y manteniéndola sumergida en el agua durante 3-5 minutos. Una pequeña taza o huevera es ideal para contener el agua salada. Después de sumergir la zona del piercing en la solución salina, la persona debe enjuagarla con agua limpia y secarla suavemente con una toalla de papel limpia. Otra opción es sumergir un algodón o una gasa en una solución salina caliente y aplicarla en la zona del piercing durante unos minutos. Estas soluciones son especialmente eficaces para eliminar el líquido linfático o la sangre secos o con costra de la joya o del lugar del piercing.

¿Qué hay que utilizar para limpiar un piercing de la nariz?

Para limpiar correctamente un piercing en la nariz, una persona necesitará:

  • una solución salina (fácil de preparar con agua caliente esterilizada y sal)
  • rollos de algodón
  • bastoncillos de algodón
  • toallas de papel
  • una taza, huevera o cuenco pequeño para contener la solución salina.

Cuidado posterior

Hacerse un piercing en la nariz es un proceso relativamente rápido, que sólo lleva unos minutos. Sin embargo, el proceso de curación dura varios meses. Los cuidados posteriores al piercing de la nariz son una parte crucial del proceso de curación.

La limpieza frecuente es el primer paso en el seguimiento del piercing de la nariz. Un perforador profesional recomendará lo siguiente:

  • limpiar la zona al menos dos veces al día con una solución salina
  • Evitar tocar el lugar del piercing, excepto para limpiarlo con las manos recién lavadas
  • limpiar la zona con un jabón suave y sin perfume una vez que el piercing esté completamente curado
  • hidratar la zona (pregunte a su perforador lo que recomienda, algunos especialistas en piercing pueden recomendar el uso de aceite de árbol de té o aceite de coco diluido). Los cuidados posteriores al piercing de la nariz son importantes para evitar infecciones y otras complicaciones, como traumatismos nasales y cambios en la forma de la nariz.

Riesgos

Existen algunos riesgos y complicaciones potenciales en la perforación de la nariz. Algunos de los riesgos más comunes son:

Infección

Si una persona no sabe cómo limpiar su piercing de la nariz, es posible que el lugar se infecte. Si un piercing nasal se infecta, tardará más en curarse. Las infecciones también pueden dar lugar a complicaciones, como cicatrices y bultos en la nariz. Si una persona cree que su piercing nasal puede haberse infectado, debe acudir a un médico, que puede prescribirle antibióticos.

Traumatismo nasal

Una infección no tratada en el piercing nasal puede causar un traumatismo nasal, que es una lesión en las zonas que rodean y sostienen la nariz.

Cambio en la forma de la nariz

Si un perforador no perfora la nariz correctamente o si no se trata una infección, la forma de la nariz puede verse alterada.

Es normal experimentar dolor, irritación, secreción o sangrado cuando se cura un nuevo piercing. Sin embargo, cualquier cosa que vaya más allá de estos síntomas es motivo de preocupación.

Una persona debe buscar atención médica si el lugar:

  • aparece rojo o descolorido
  • tiene ampollas o protuberancias
  • es sensible al tacto
  • es excesivamente doloroso y con picor
  • rezuma un líquido verde o amarillo con mal olor.

Cualquier persona que desarrolle fiebre junto con síntomas en el lugar del piercing también debe buscar atención médica lo antes posible.

¿Cuánto tiempo tardan en curarse los piercings de la nariz?

Los piercings de nariz tardan entre 3 y 6 meses en curar completamente. Sin embargo, el tiempo de curación puede variar de una persona a otra. También puede depender del tipo de piercing en la nariz. Por ejemplo, un piercing en la nariz tarda entre 2 y 4 meses en curarse, mientras que un piercing en el tabique puede curarse en menos tiempo.

¿Cuándo es seguro cambiar las joyas?

Antes de quitar o cambiar las joyas de un piercing nasal, es importante asegurarse de que el piercing ha cicatrizado completamente. Si la persona sigue experimentando sensibilidad, hinchazón, secreción, molestias o dolor, no es seguro quitar o cambiar las joyas.

Otras precauciones a tomar durante la curación

Cuando se trata de piercings en la nariz, es esencial saber lo que no hay que hacer para evitar complicaciones más graves.

Una persona que cuida un piercing en la nariz debe evitar siempre:

  • tocar el piercing con las manos sucias
  • tocar las joyas de la nariz, lo que podría causar irritación
  • compartir las joyas de la nariz con otras personas
  • utilizar antisépticos de venta libre,
  • tratar de forzar un aro o perno nasal en el agujero del piercing, lo que puede causar un traumatismo en la zona.

Comprar aros nasales fabricados con materiales seguros y de calidad, como el acero de grado quirúrgico, también ayuda a prevenir reacciones alérgicas y otras sensibilidades cutáneas.

En caso de presentar alguna complicación por infección, no dudes en acudir a un centro médico.

También te puede interesar leer: Aprende cómo saber si algún alimento te causa alergia