Estilo de vida

Una nueva fórmula para calcular la edad de un perro

Según un nuevo estudio, su perro puede ser más viejo de lo que cree.

En contra de la creencia popular, multiplicar la edad de un perro por siete no es suficiente para determinar su edad en años humanos. La proporción real cambia con el tiempo, según indicaron los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos.

Diferentes fases de la vida

Un estudio ha analizado la evolución de los genomas de los perros a lo largo de su vida y ha generado una nueva fórmula para calcular su vejez.

Todos los mamíferos, incluidos los humanos y los perros, pasan por las mismas etapas de desarrollo: nacimiento, infancia, juventud, pubertad, edad adulta y muerte.

Los científicos han identificado marcas químicas en el ADN que corresponden a estas diferentes etapas de la vida. Este campo de investigación se llama epigenética.

Unas moléculas denominadas grupos metilo se unen a una parte del ADN, inclinándolo hacia una determinada posición y empujándolo hacia la siguiente fase de su desarrollo.

«Para mí, es como cuando miras la cara de alguien y tratas de adivinar su edad basándote en las arrugas, las canas u otros rasgos», dice Trey Ideker, de la Universidad de San Diego, que dirigió el estudio. «Son características similares pero a nivel molecular», añade.

Ideker y sus colegas estudiaron este proceso químico de metilación en 104 perros de raza labrador, con edades comprendidas entre unas pocas semanas y 16 años. Luego se comparó con el proceso de metilación en los seres humanos.

Esta es la nueva fórmula… compleja

Los investigadores fueron capaces de generar una fórmula compleja para calcular adecuadamente la edad humana/perro.

Fórmula para calcular la edad humana con la de los perros: edad_humana=16ln(edad_perro)+31.

Según esta fórmula, un cachorro de ocho semanas tiene aproximadamente la edad de un bebé humano de nueve meses, ya que ambos se encuentran en la fase de desarrollo en la que crecen los dientes.

Un labrador tiene una esperanza de vida media de 12 años, es decir, 70 años, lo mismo que una esperanza de vida humana.

«Me gusta pasear a mi perro, y tengo más empatía con él, ahora que ya tiene seis años», asegura Ideker, su perro tiene el equivalente a 60 años en años humanos según la fórmula.

Elain Ostrander, científica de los NIH y coautora del estudio, señala que éste se realizó con labradores, pero que en futuras investigaciones podrían incluirse razas de perros con mayor y menor duración de vida.

En concreto, el reloj epigenético podría ayudar a los veterinarios en sus decisiones sobre el diagnóstico y el tratamiento de los animales, concluyó el equipo de científicos.

También puedes leer: Alimentos que refuerzan nuestro sistema inmunológico