Estilo de vida

Remedios naturales para hidratar el cabello

Aunque hay muchas razones para este problema, es fácil remediarlo de forma natural.

Si tienes el pelo seco, es posible que lo notes áspero o con las puntas abiertas. Estos problemas están relacionados con la falta de hidratación del cabello. Aunque hay muchas razones para este problema, es fácil remediarlo de forma natural.

A diario, el cuero cabelludo produce sebo de forma natural. Es el responsable del efecto «pelo graso» y nutre de forma natural las raíces de nuestro cabello. Salvo en el momento del peinado, las puntas no se benefician de los efectos de este cuidado natural.

Sin embargo, la producción de sebo varía de una persona a otra, al igual que la naturaleza del cabello. Además, los elementos externos pueden influir en la producción de sebo. Es el caso de los productos de calor (secadores, planchas, etc.), pero también de la decoloración.

La causa de la sequedad del cabello también puede ser de origen natural: una fuerte exposición al sol, al polvo o al agua del mar. Por ello, para cuidar el cabello seco es importante hidratarlo bien.

La manteca de karité o la yema de huevo, los mejores aliados para el cabello seco

Existen muchas soluciones para cuidar el cabello seco e hidratarlo en profundidad. La naturaleza ha producido ingredientes que tienen estas virtudes. El primero se encuentra en nuestras neveras: la yema de huevo. La luteína que contiene, además de darle su color amarillo, es rica en proteínas. Hidrata el cabello, refuerza su elasticidad y repara el cabello quebradizo. Para aprovechar sus beneficios, existen muchas recetas de mascarillas de yema de huevo.

Otro consejo es aplicar manteca de karité a tu cabello. Rico en ácidos grasos y vitaminas A, D, E y F, hidrata, repara el cabello frágil y combate eficazmente la caspa. Además, este súper ingrediente es apto para todo tipo de cabellos.

¿Qué debo hacer para evitar la deshidratación del cabello?

Aunque los productos para el cuidado del cabello pueden tratar el cabello seco y dañado, todo el mundo puede combatir esta falta de hidratación a diario. Para ello, basta con prestar atención a los champús utilizados para limpiar el cabello seco. En primer lugar, espaciar los champús. Dado que tu cabello produce naturalmente menos sebo, lavarlo con demasiada frecuencia lo dañará. Cuando te laves el pelo, elige productos suaves y naturales. Evite a toda costa los champús que contengan silicona, lauril sulfato de sodio o lauril sulfato de amonio. Estos ingredientes son como decapantes que dañan aún más el ya delicado cabello.

También puede interesarle leer: 6 infusiones caseras drenantes y desintoxicantes