Colombia

Insólito: niño de cuatro años murió tras ser golpeado por su padre en Bogotá

El estado en como ingresó el niño alertó al personal médica

El dolor y la tristeza se encuentran impregnados en Bogotá, donde un niño de tan solo cuatro años de edad perdió la vida tras recibir una brutal golpiza por parte de su padre.

La información la confirmó la Policía Nacional, quienes indicaron que el hecho se había registrado en una vivienda ubicada en el sur de la capital del país. Allí, el sujeto habría agredido al menor hasta déjalo inconsciente.

Desde la institución policial agregaron que el sindicado luego de arremeter salvajemente contra el pequeño, lo trasladó al Hospital de Villa Hermosa, donde alegó que el menor se había caído por las escaleras, pero el estado en como ingresó el niño alertó al personal médica que de manera inmediata notificó lo sucedido a los funcionarios policiales.

Mientras los policías llegaban al centro de salud, los médicos de turno ingresaron al menor a una sala especializada para brindarle los primeros auxilios, pero lamentablemente falleció a los pocos minutos.

Examen forense

Al cuerpo lo llevaron a Medicina Legal, donde los expertos determinaron que presentó señales de violencia intrafamiliar. En la inspección del cadáver del niño, Medicina Legal determinó que las lesiones que presentaba no eran compatibles con una caída de altura o por escalera.

La Fiscalía fue notificada del hecho y esto dijeron: “Las lesiones correspondían a un patrón de violencia de origen contundente, es decir golpes. El informe pericial detalló que esto ocasionó el fallecimiento”.

La orden de captura

Tras saberse el dictamen del fallecimiento, la Policía se activó de manera rápida y capturó al presunto responsable de este lamentable hecho. Un fiscal en Bogotá le imputó el delito homicidio agravado. “El procesado no aceptó los cargos y deberá cumplir media de aseguramiento privativa de la libertad en centro carcelario”, indicó la Fiscalía.

Los casos son constantes

En Colombia las muertes de niños a manos de sus padres han sido recurrentes. Recordemos el caso de Gabriel González, el hombre que confesó haber asesinado a su hijo de tan solo cinco años, en Melgar, Tolima. Este sujeto murió en las últimas horas, tras haberse tomado más de 400 pastillas en la celda donde estaba recluido. Lo llevaron aun centro asistencia, donde perdió la vida.

Lee también:
Andrea Montoya Pérez