Estilo de vida

Este medicamento podría curar el desamor, según un médico canadiense

Un médico canadiense cree que puede utilizar un medicamento, combinado con una terapia, para cambiar nuestros recuerdos y superar un desamor.

¿Y si pudiéramos olvidar un desamor simplemente con un medicamento?. Como en la película «Eterno resplandor de una mente sin recuerdos». ¿Mágico? ¿Cinematográfico? Tal vez no, según Alain Brunet, médico especializado en trastornos del estrés postraumático en Canadá, dice la BBC.

Actualizar un recuerdo eliminando la emoción del mismo

Su trabajo consiste en una «terapia de reconsolidación» con la idea de eliminar el dolor de un recuerdo asociado a un trauma. Para ello, recurre a un medicamento ya presente en el mercado farmacéutico, utilizado para tratar las migrañas y otros problemas de hipertensión, el propranolol. El objetivo no es suprimir el recuerdo, sino aligerarlo emocionalmente.

Pide a sus pacientes, la mayoría de los cuales son veteranos o supervivientes de atentados terroristas, que tomen el medicamento (un betabloqueante) una hora antes de la terapia, escriban su recuerdo con detalle y lo lean en voz alta. El trabajo consiste en «actualizar» el recuerdo y grabarlo de forma diferente en la memoria de a persona.

La memoria se divide en dos partes: el aspecto factual del recuerdo se retiene en el hipocampo, el aspecto emocional en el complejo de la amígdala. El propanolol actúa sobre este último aspecto inhibiendo la amígdala y bloqueando así el aspecto emocional del recuerdo. De este modo, el paciente revive su recuerdo mientras se desprende de la emoción ligada a él, lo reactualiza y lo guarda en su cerebro de forma diluida.

Y en los corazones rotos, ¿Funciona?

Una técnica que ha demostrado su eficacia en el 70% de sus pacientes. Y que decidió aplicar a los corazones rotos, más concretamente a las decepciones amorosas. Que puede actuar sobre la persona de la misma manera que un traumatismo, señala el médico. Se interesó por los casos de infidelidad o de abandono repentino, que provocaban en los pacientes una incapacidad para superarlo.

Descubrió que la técnica funcionaba muy bien en las personas con el corazón roto, hasta el punto de observar que cuando releían sus recuerdos después de la terapia de reconsolidación, los sentían como si los hubiera escrito otra persona. Acompañado en este estudio por una de sus antiguas alumnas, Michelle Lonergan, buscaron a 60 voluntarios que hubieran sufrido una ruptura traumática para continuar su investigación.

También puede interesarle leer: 5 señales de que le gustas a un hombre

 

Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram