Estilo de vida

Esta es la principal razón por la que las parejas podrían separarse en 2023

Engaños, cansancio, desamor... Las causas de las separaciones pueden ser numerosas. Sin embargo, un estudio británico ha identificado la que podría provocar más rupturas en 2023.

¿Por qué se separarían las parejas en 2023? Cuando el 2023 apenas comienza, la organización benéfica británica Relate encuestó a 2.033 adultos sobre sus planes amorosos para este año: el 19% de ellos ya se plantearía poner fin a su relación e incluso ha pensado en la perspectiva del divorcio o la separación, siendo los hombres los que más piensan en ello (25% frente al 19% de las mujeres). A pesar de esto, las mujeres seguirían teniendo casi el doble de probabilidades de solicitar el divorcio que los hombres en matrimonios heterosexuales.

Pero, ¿por qué? En 2023, es el dinero lo que parece estar en el centro del conflicto matrimonial. Más de un tercio de los encuestados (35%) afirma que la inflación y la caída del poder adquisitivo podrían añadir más presión a su relación en los próximos meses. El comienzo de enero también es un momento de riesgo para las parejas, sobre todo cuando las tensiones han alcanzado su punto álgido durante las Navidades y todo el mundo busca un nuevo comienzo.

«Las preocupaciones económicas son un problema para muchas parejas… sobre todo cuando sus ingresos familiares no siguen el ritmo del aumento del coste de la vida», afirma John Smith, asesor de Relate.

Comprometerse sin estar preparado

Para hacer frente al aumento de la inflación con el paso de los meses, algunas parejas jóvenes deciden irse a vivir juntas más rápidamente para ahorrar dinero en el alquiler, las facturas o la compra de alimentos… a riesgo de no estar preparadas para una vida en común. A veces se trata de una decisión precipitada que puede conducir inevitablemente a la ruptura.

Otra dificultad es que algunas parejas, por falta de dinero o por el deseo de mantener las cosas separadas, no reservan tiempo para fortalecer su relación. «Es importante que las parejas pasen tiempo de calidad juntos, pero ciertas actividades, como las comidas fuera o los fines de semana, tienen un precio», admite. Es difícil tener tiempo juntos o sin hijos para volver a conectar.

En una pareja ya en conflicto, el costo de la vida también puede ser un factor que retrase la decisión de separarse. La pareja convivirá entonces hasta que ambas personas puedan ser independientes económicamente, lo que a veces puede hacer la situación (aún) más compleja y tensa. «Esto puede ser especialmente problemático cuando hay niños de por medio, y sabemos por las investigaciones que un conflicto familiar sostenido y sin resolver es más perjudicial para la salud emocional de los niños que la separación de los padres», prosigue John Smith.

«Si está experimentando problemas en su relación, es importante hablar de ello e, idealmente, buscar ayuda lo antes posible», concluye el consejero.

Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram