BogotáColombia

En Colombia, un pastor y un diácono comparten su historia de amor en redes sociales

Ambos son miembros de la Iglesia Metodista de Bogotá

La historia de Jhon Botía y Fabio Meneses rompe con todo los parámetros establecidos por la sociedad, no solo porque integran un pareja gay; sino porque son líderes de comunidades religiosas en las que la homosexualidad es vista como uno de los más grandes pecados de la humanidad. Uno es pastor y el otro diácono, y en medio de la lucha por la aceptación, aseguran que trabajan por masificar la palabra de Dios, en la ciudad de Bogotá.

En entrevista exclusiva para Infobae, Botía y Meneses relataron que se conocieron en el año 2016, a través de las redes sociales. En ese tiempo Jhon creó un grupo de Facebook que llamó ‘Comunidad de Cristo’; el cual atrajo a varios cristianos, entre ellos a Fabio.

De allí fue naciendo poco a poco una amistad en la que ambos se congregaban por separado en sus respectivas iglesias; pero cuentan que comenzaron a sentir rechazo en ellas por su orientación sexual y allí decidieron migrar juntos a la Iglesia Metodista, ubicada en la capital del país.

“Tengo que buscar un lugar donde me acepten, donde pueda ejercer mi fe… Me pregunté si yo era el único mari%& que creía”, dijo Jhon, quien de los dos parece ser el más extrovertido y hoy cuenta con una página de Facebook llamada ‘Diario de un cristiano gay’, en donde ostenta de más de 6.000 seguidores.

Lea también: Condenan a influencer egipcia por poner a niños a bailar en TikTok

Con el paso del tiempo, cuentan que comenzaron a sentirse plenos en la Iglesia Metodista, por la inclusión que allí tenían garantizada. Sin embargo, los problemas llegaron en 2018, cuando Botía se convirtió en el primer pastor abiertamente gay de un templo de este tipo; y con eso vino el repudio de quienes allí se congregaban.

Muchos se fueron y algunos convocaron «cadenas de oración para pedirle a Dios que retirara al pastor mari$% de ahí», dicen. “Una cosa es que digan que un gay va a tu iglesia, y otra es que el gay sea el pastor”, agregan.

También recuerdan que estuvieron un tiempo asediados por la violencia; pues empezaron a recibir mensajes a través de redes sociales, en donde les mostraban crímenes de odio cometidos en México en contra de la población homosexual y manifestándoles que algo similar podría ocurrirles.  A pesar de todo, tres años más tarde, Meneses fue nombrado diácono.

Así las cosas, esta pareja cuya trascendencia ha generado conmoción en buena parte de la población; dice que con el tiempo el miedo y la vergüenza «se han disipado». Ahora viven con la convicción de que son dignos del amor de Dios e incluso planean casarse, posiblemente en mayo, cuando cumplen seis años de noviazgo.

 

 

 

 

Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram