Actualidad

El papa defiende su bendición a los homosexuales y dice que iglesia debe “llevarles de la mano”

Su posición lo ha hecho objeto de una infinidad de críticas

El papa Francisco dijo hace varias semanas que la iglesia católica debía darle la bendición al matrimonio homosexual, partiendo de la base de amor y respeto al prójimo. Desde entonces, cientos de religiosos se han mostrado adversos a esta posición y lo ha criticado.

Fue exactamente a principios de octubre de 2023 que el papa manifestó que cuando una persona pide una bendición es como si estuviera solicitando una ayuda al altísimo y que en ese caso se debe acudir a la empatía y a la «calidad pastoral» que deben tener todos los líderes de la religión para con sus siervos.

“En el trato con las personas no hay que perder la caridad pastoral, que debe atravesar todas nuestras decisiones y actitudes. La defensa de la verdad objetiva no es la única expresión de esa caridad, que también está hecha de amabilidad, de paciencia, de compresión, de ternura, de aliento. Por consiguiente, no podemos constituirnos en jueces que sólo niegan, rechazan, excluyen”, agregó el sumo pontífice.

Detractores del papa

Los opositores a esta manera de ver la situación  no han faltado, y se han manifestado a través de cartas y comunicados a la opinión pública. Sin embargo, el papa sigue defendiendo su percepción y en las últimas horas dijo que la iglesia a los homosexuales debe “llevarles de la mano” independientemente del contexto en el que se estén desenvolviendo.

A los religiosos del clero africano (de dónde viene la mayoría de opositores a esta postura) el papa les dijo que “el señor bendice a todo el que viene” y que no hay que “condenarlos desde el principio”.

papa francisco
Foto: @franciscus en Instagram

“Cuando no te gusta una decisión, habla y expón tus dudas, lleva adelante una discusión fraternal, así las cosas, salen adelante. El problema es cuando no gusta, te lo metes en el corazón y haces resistencia y tomas malas conclusiones. Esto ha sucedido con estas últimas decisiones sobre la bendición a todos«, indicó.

Frente a las presiones que estarían ejerciendo algunos de sus detractores para que abandone el cargo, Francisco dejó claro que la renuncia no está dentro de sus posibilidades ahora mismo, porque planea seguir sirviendo hasta que tenga capacidades para ello.

«No es ni un pensamiento, ni una preocupación, ni un deseo, es una posibilidad abierta a todos los papas, pero por el momento no está en el centro de mis pensamientos, inquietudes o sentimientos», precisó.

 

Lee también:
Víctor Castro Gutierrez