Colombia

Desmantelan red de explotación sexual a gays en Barranquilla: los hallazgos son impresionantes

Había ciudadanos colombianos y extranjeros

Una pareja de esposos, identificados como Anthony y Johana, de nacionalidad venezolana, quedaron en poder de las autoridades luego de que se desmantelara la red de presunta explotación laboral y sexual que lideraban en la ciudad de Barranquilla.

Según información revelada por la Unidad Investigativa del diario El Tiempo, estas personas reclutaban a miembros de la comunidad LGBTIQ+, mediante ofertas falsas de trabajo, y luego los persuadían para hacer parte de un estudio web cam que ofrece contenido para adultos vía streaming.

De acuerdo con el medio antes mencionado, entre las víctimas había jóvenes de entre 19 y 25 años y cinco de ellos eran también provenientes de Venezuela al igual que sus reclutadores. Para el momento del operativo policial, se encontró que los jóvenes que eran objetos de explotación, ganaban un salario paupérrimo en comparación con los ingresos que generaban.

Asimismo se conoció que los obligaban a estar frente a las cámaras durante largas jornadas diarias para entretener a la clientela, les suministraban fármacos para que rindieran mucho más sexualmente y les sancionaban con multas si no se cumplía con los objetivos planteados.

«Estas personas les suministraban medicamentos con el objetivo que se mantuvieran activos sexualmente por más largo tiempo», le dijo la Fiscalía a El Tiempo, que también evidenció que el lugar desmantelada llevaba por nombre CarolStudio y mudaba su sede de manera frecuente por barrios lujosos de la capital del Atlántico, entre ellos Boston, Ciudad Jardín y Las Delicias.

Explotación y falsedad de documentos

Además del delito de explotación sexual y abuso laboral, Anthony y Johana podrían enfrentar otro proceso alterno por falsedad de documentos, ya que presuntamente en el caso de los venezolanos, les hacían un enlace para que les diligenciaran cédulas colombianas falsas y que así podían registrarse en los sitios web que generan contenido para adultos.

Las personas que terminaron reclutadas al parecer pasaban la mayor parte del día ofreciendo servicios sexuales frente a una cámara, y luego descansaban en un habitación improvisada dentro de un garaje, en la que estaban hacinados en 12 camarotes.

Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram