Estilo de vida

Dato curioso: ¿Por qué la nieve es blanca?

¿Alguna vez te haz preguntado por qué la nieve es blanca? Una de las vistas más hermosas son los paisajes nevados, por eso, uno de los fenómenos meteorológicos que más encantan en temporada de invierno es la nieve. Ese radiante color blanco es capaz de elevar la presencia de cualquier espacio exterior que entre en contacto con este fenómeno.

Sin embargo, en torno a él circulan diferentes curiosidades, siendo la más común el por qué la nieve es blanca cuando en realidad está conformada por hielo, pero no se ve transparente como él ¡Y claro que hay una razón!

¿Por qué la nieve es blanca?

El motivo de porqué la nieve es color blanco reside en su composición, diminutos cristales de hielo en forma hexagonal. Entre ellos transita el aire y la luz, precisamente por este último elemento es que se crea la alusión de que la nieve es blanca.

Es decir, cada copo de nieve corresponde a un cristal de agua congelada, a medida que los copos se van juntando, entre ellos se va acumulando aire. De allí, que la nieve se vea color blanco. Ya que los cristales permiten que la luz se difunda sirviendo como espejo para esta. Justo por eso, la nieve asume este color.

Caso contrario al hielo, donde la escasez de espacio impide que traspase la luz, por eso se ve transparente y no en tonalidad blanca como la nieve. En sencillas palabras, la nieve también es transparente. Sin embargo, a causa del efecto de traspaso de luz en su interior, se difunde el color blanco, solamente se trata de un efecto óptico que los mismos copos de nieves crean.

El color de la nieve brinda relajación

De por sí, el color blanco se ha asociado como el símbolo de la paz, y es que, al estar en contacto con elementos, objetos o mobiliario en esta tonalidad, se siente una sensación de calma y relajación. En el caso de la nieve sucede lo mismo, el aire que le confiere esta tonalidad le aporta su principal característica, efecto relajante.

Precisamente por esa razón, los paisajes nevados se asocian con calma, silencio y tranquilidad. Esto es gracias a que la nieve aminora el sonido, por eso, en temporada de invierno en las ciudades donde nieva se respira aire fresco, relajación y serenidad. En las calles abunda la paz y la quietud.

TAMBIÉN PUEDES LEER: ¿Por qué los mosquitos pican a algunas personas y a otras no?