Mundo

Bernardo Arévalo asumió la presidencia de Guatemala en la posesión más atípica de la historia

Cientos de personas se mantuvieron a la expectativa hasta las horas de la madrugada

Bernardo Arévalo asumió la presidencia de Guatemala y lo hizo en medio de una jornada que pasará a la historia como uno de los días más polémicos en lo que a política respecta en ese país.

El acto protocolario debía darse a las 3:00 de la tarde de este domingo 14 de enero, pero terminó ejecutándose a las 2:00 de la madrugada del este lunes 15, debido a desacuerdos que había en el Congreso de la República, ya que muchos de sus miembros consideraron que Arévalo estaba inhabilitado.

Cientos de simpatizantes salieron a las calles para respaldar al nuevo mandatario, y lo propio hicieron varios presidentes de América que asistieron a la posesión y tuvieron que esperar por más de 10 horas hasta que el poder legislativo diera vía libre para ejecutarla.

Foto: Bernardo Arévalo en Facebook

Advertían “golpe de Estado” en Guatemala

Eso era una crisis política anunciada, ya que desde hace varios meses se estaba hablando de que al nuevo presidente de Guatemala le quería hacer una “golpe de Estado” sin que siquiera se hubiera convertido en jefe del mismo. Incluso, a su partido, el Movimiento Semilla, llegaron a quitarle la personería jurídica.

“Me llena de profundo honor asumir esta responsabilidad, evidenciando que nuestra democracia tiene la fortaleza necesaria para resistir, y que mediante la unidad y la confianza podemos transformar el panorama político en Guatemala», dijo Arévalo en su primer discurso.

“Estos últimos meses, nos hemos enfrentado a complejas tensiones y desafíos que llevaron a muchos a pensar que estamos destinados a un retroceso autoritario. Para miles de personas estos meses sugirieron el resurgimiento de la dictadura en Guatemala. Sin embargo, el pueblo de Guatemala ha demostrado su sabiduría”, añadió.

bernardo Arévalo
Foto: Bernardo Arévalo en Facebook

Vale decir que uno de los presidentes americanos que más se pronunció en contra de lo que estaba sucediendo en Guatemala, fue el de Colombia, Gustavo Petro, quien horas antes de la posesión advirtió sobre el intento de “golpe de Estado” y pidió a todos sus homólogos de América que respaldaran a Arévalo y a la elección democrática de los guatemaltecos.

Lee también:
Víctor Castro Gutierrez