¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Colombia

Una policía enamoró y capturó a líder del Tren de Aragua

Se metió en el seno de la mafia como agente encubierta

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Alias ‘Guillermo’, quien llevaba seis años al servicio del Tren de Aragua, cayó en los encantos de una policía encubierta y ocho meses después acabó detenido. Hoy sigue tras las rejas a la espera de un juicio en su contra.

La agente, cuya identidad se resguarda por seguridad, hizo trabajos de inteligencia para saber cómo podía acercarse al sujeto, y cuando tuvo la seguridad de su estrategia la puso en marcha y lo logró.

Entre ambos surgió una “relación” estrecha, pero un tanto controladora de parte de él. La funcionaria cuenta que el líder del Tren de Aragua la lleva a la universidad en la que supuestamente estudiaba y posteriormente la recogía a la hora de la salida; ella entraba hasta las escaleras y cuando él tomaba rumbo en su carro, salía del recinto educativo.

En los ocho meses que duró la operación la agente tuvo acceso a información vital sobre todos los pasos que el hombre daba. Él mismo le dejó saber que tenía control en una zona de Bogotá y que a cualquier delincuente ajeno a su bando que tratara de trabajar en ella, le mandaba a quitar la vida en las conocidas (y varías desmanteladas) casas de tortura qué hay en la capital del país.

La misión finalizó cuando alias ‘Guillermo’ mostró indicios de querer migrar hacia los Estados Unidos, motivo por el cual la funcionaria y demás oficiales involucrados organizaron el operativo de captura. La misma se llevó a cabo en momentos en los que ambos compartían un helado en un establecimiento comercial.

Vale recordar que al Tren de Aragua se le atribuyen varios de los homicidios ocurridos este año en Bogotá, sobre todo porque sus maleantes manejan un modus operandi repetitivo: torturas personas hasta la muerte y luego abandonarlas en la calle dentro de costales.

Lee también:
Andrea Montoya Pérez