Salud

Riesgos del abuso del ibuprofeno y paracetamol

Hay ciertas drogas que pueden hacer más daño que otras si se abusa demasiado de ellas

El ibuprofeno y el paracetamol son quizás dos de los medicamentos analgésicos que las personas más consumen el mundo, para tratar dolores. Sin embargo, su uso puede ser peligroso, pues tiene efectos secundarios en el organismo.

Es claro que siempre que se consumen medicamentos, hay algún tipo de riesgo; sobre todo cuando se hace en exceso. No obstante, hay ciertas drogas que pueden hacer más daño que otras si se abusa demasiado de ellas. El daño del abuso de drogas también puede ser muy grave, en el caso del paracetamol, por ejemplo, el abuso puede llevar a un daño preocupante en el hígado que en algunos casos incluso requiere trasplantes.

Ibuprofeno

Es un medicamento analgésico y antipirético, pero también un antiinflamatorio no esteroideo (AINE) que puede utilizarse en combinación con otros analgésicos, antialérgicos o descongestivos. Está indicado para el tratamiento del dolor leve o moderado, en especial cuando cursa con inflamación, como artritis, artrosis, migraña, dolor menstrual y en estados febriles.

Entre los efectos secundarios del uso del ibuprofeno están:
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Gases o distensión abdominal
  • Mareos
  • Nerviosismo
  • Zumbido en los oídos

En ocasiones, si su uso es muy seguido y excesivo, puede causar desde problemas gastrointestinales a úlceras en caso de uso crónico; incluso pasando por posibles problemas renales. También se comprobó que puede causar un aumento del riesgo de trombosis arterial, según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Paracetamol

Este medicamento con actividad analgésica y antipirética se emplea en el tratamiento sintomático del dolor ocasional leve o moderado (dolor muscular, dental, menstrual o de cabeza) y en estados febriles de gripe o resfriado. Sin embargo, estudios publicados en 2015 y 2016 en revistas como Respirology o The Lancet demostrarían que es inútil para la gripe y el dolor de espalda baja o lumbar.

También se usa en combinación con descongestivos, como la fenilefrina, para estados gripales o con otros analgésicos, como los opiáceos, para el tratamiento de dolores más intensos provocados, por ejemplo, por operaciones quirúrgicas.

Con relación al paracetamol, las reacciones adversas que más se han informado durante el periodo de utilización son: hepatotoxicidad, toxicidad renal, alteraciones en la fórmula sanguínea, hipoglucemia y dermatitis alérgica. De manera ocasional, también se han reportado náusea, vómito, dolor epigástrico, somnolencia, ictericia, anemia hemolítica, daño renal y hepático, neumonitis, erupciones cutáneas y metahemoglobinemia.

Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram