¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Mundo

Prohíben el uso de las píldoras abortivas en EE. UU.

Las autoridades federales tendrán siete días para presentar una apelación contra esta decisión

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Este viernes, un juez federal con inclinaciones conservadoras informó la interrupción de la aprobación de la mifepristona (RU 486) en los Estados Unidos, que es una de las dos píldoras abortivas. Esto significa que en la práctica no se podrá recetar la píldora.

De acuerdo con la decisión del juez Matthew Kacsmaryk de Texas, se detiene temporalmente la aprobación de la mifepristona por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), que es una agencia gubernamental encargada de regular los alimentos y medicamentos en Estados Unidos.

En el informe compuesto por 67 páginas, el juez confirma la mayoría de los razonamientos de la acusación interpuesta en noviembre por una alianza de médicos y grupos contrarios al aborto en contra de la FDA. Por lo tanto, las autoridades federales tendrán siete días para presentar una apelación contra esta decisión, la cual fue promovida por grupos conservadores del país, y seguir luchando para mantener el derecho al aborto en los Estados Unidos.

El texto dice que a Kacsmaryk, quien está a cargo del caso en una corte federal en Amarillo, Texas, lo nombró el ex presidente Donald Trump y lo confirmó el Senado en 2019. Es un cristiano conservador que personalmente se opone al aborto. Debido a esto, el juez ha logrado una nueva victoria al prohibir por completo este tipo de procedimientos.

«Compra de jueces»

Los críticos argumentan que el caso se llevó ante la corte mediante lo que se conoce como «compra de jueces», una estrategia en la que los demandantes presentan su caso en una jurisdicción en la que el juez ha emitido fallos favorables a su causa en el pasado. Como resultado, los jueces federales en los Estados Unidos pueden emitir fallos que tienen validez en todo el país.

“Este fallo abre una nueva puerta a la politización de la medicina”, publicó en Twitter la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, demócrata. “Los extremistas no se detendrán en eliminar el derecho al aborto”, puntualizó.

Lee también:
Daniela López González