¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vida

Así puedes preparar tus propios cereales caseros y saludables

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información
Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Los cereales caseros son una opción fantástica para comenzar el día, ya que puedes controlar los ingredientes y evitar los aditivos y azúcares refinados que a menudo se encuentran en los cereales comerciales. A continuación, te presento una receta sencilla y versátil para hacer cereales caseros que seguramente te encantará.

Ingredientes:

  • 2 tazas de avena en hojuelas
  • 1/2 taza de nueces picadas (almendras, nueces, avellanas, etc.)
  • 1/2 taza de semillas (girasol, calabaza, chía, linaza, etc.)
  • 1/2 taza de coco rallado sin azúcar
  • 1/4 taza de miel o sirope de arce
  • 2 cucharadas de aceite de coco o aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo (opcional)
  • Pizca de sal

Instrucciones:

  1. Precalienta el horno a 180°C (350°F) y forra una bandeja para hornear con papel pergamino.
  2. En un tazón grande, mezcla la avena, las nueces picadas, las semillas y el coco rallado. Puedes utilizar las nueces y semillas que más te gusten, o una combinación de diferentes tipos.
  3.  En otro tazón pequeño, mezcla la miel o sirope de arce, el aceite de coco derretido, el extracto de vainilla, la canela en polvo (si lo deseas) y la pizca de sal. Remueve bien la mezcla para que todos los ingredientes se combinen.
  4.  Vierte la mezcla líquida sobre los ingredientes secos y mezcla todo hasta que los ingredientes secos estén bien cubiertos y se forme una masa pegajosa.
  5. Extiende la mezcla en la bandeja para hornear y presiona ligeramente para que quede compacta.
  6. Hornea durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que los cereales estén dorados y crujientes. Es importante estar atento y revolver los cereales cada 5 minutos para asegurarte de que se horneen de manera uniforme y no se quemen.
  7. Una vez que los cereales estén listos, sácalos del horno y déjalos enfriar completamente en la bandeja. A medida que se enfríen, los cereales se volverán más crujientes.
  8. Una vez que los cereales estén completamente fríos, puedes almacenarlos en un recipiente hermético para mantener su frescura.

Adicionalmente puedes agregar frutas secas como arándanos, pasas o dátiles picados a la mezcla antes de hornear. Si prefieres cereales más dulces, puedes aumentar la cantidad de miel o sirope de arce y para variar el sabor, puedes agregar especias como nuez moscada, jengibre en polvo o cardamomo a la mezcla líquida.

Finalmente, sirve tus cereales caseros con leche, ya sea láctea o vegetal, y agrega algunas frutas frescas para obtener un desayuno equilibrado y nutritivo. También puedes disfrutarlos como un snack saludable durante el día, o añadirlos como topping a yogures o smoothies.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Daniela López González
Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información