Mundo

Paciente con problemas mentales le quitó la vida a una psiquiatra

Actualmente se encuentra en la prisión de Don Bosco, en la ciudad de Pisa.

El pasado domingo falleció la psiquiatra italiana Barbara Capovani, de 55 años de edad, luego de que en la tarde del 21 de abril la atacaran violentamente mientras salía del hospital Santa Chiara de Pisa. Su agresor fue un ex paciente, llamado Gianluca Paul Seung, quien la golpeó en repetidas ocasiones, causándole muerte encefálica.

Ahora bien, se supo que durante el año 2019, la psiquiatra Capovani había firmado el alta de Seung, a quien diagnosticaron con un trastorno de personalidad narcisista, antisocial y paranoide, lo que llevó a su hospitalización tras su arresto, según informó el periódico Corriere Adriatico.

Durante la investigación tras el ataque, se descubrió que el expaciente tenía un historial de abusos y violencia, por lo que se le consideraban “altamente peligroso”. A pesar de que en un principio no se conocía la identidad del atacante, las autoridades lo señalaron como el principal sospechoso debido a su relación en el pasado con la siquiatra.

El agresor

El agresor es un hombre de 35 años, con ascendencia paterna china y materna italiana, y tenía antecedentes penales que incluían una condena por violación. A pesar de haber sido condenado a varias medidas cautelares, había logrado evitarlas. Además, según los medios locales, previamente también atacó a otro médico en Viareggio, lugar donde vivía.

Durante la noche del domingo, la Policía de Pisa detuvo a Paul en su casa, la cual se encuentra en Torre del Lago, una pequeña localidad perteneciente al municipio de Viareggio, en la región de la Toscana en Italia. Actualmente se encuentra en la prisión de Don Bosco, en la ciudad de Pisa.

Al principio lo acusaron de un delito específico. Sin embargo, después de que la doctora Capovani perdió la vida, el Ministerio Público modificó la acusación contra él. En lugar de que lo acusaran de intento de homicidio agravado con premeditación y lesiones graves a un trabajador sanitario, ahora enfrenta un cargo de homicidio agravado con premeditación.

Lee también:
Daniela López González