¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Mundo

Menor perdió la vida por desnutrición, su madre se declaró culpable

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información
Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Elizabeth Archibeque, residente de Arizona en los Estados Unidos, admitió su responsabilidad en el fallecimiento por la desnutrición de su hijo de seis años, quien fue víctima de maltrato y privación de alimentos. Según las autoridades, durante la investigación llevada a cabo, se pudo constatar que la mujer mantuvo al menor encerrado en un armario sin proporcionarle la comida necesaria todos los días.

Según el informe oficial publicado por el Arizona Daily Sun, Archibeque ha alcanzado un acuerdo con la Fiscalía al admitir su responsabilidad en el fallecimiento de su hijo. La sentencia se dará a conocer en los próximos días, pero hasta el momento se estableció en los términos del acuerdo que la mujer no tendrá la posibilidad de obtener libertad condicional. Además, en el caso de recibir una sentencia de cadena perpetua, no podrá optar por ningún tipo de libertad condicional o trabajo.

En el marco de las investigaciones llevadas a cabo por las autoridades, tanto Anthony Martínez (padre) como la abuela, Ann Martínez, también han sido imputados por cargos de asesinato premeditado, secuestro y maltrato de menores.

Sin embargo, los procedimientos judiciales se están llevando a cabo por separado y han experimentado diversos retrasos. A pesar de que, inicialmente, se había establecido que Archibeque-Martínez, el progenitor y la abuela del menor, comparecerían conjuntamente ante el tribunal en el mes de agosto de 2022.

Anteriormente, el fiscal original del caso se vio obligado a apartarse de su posición después de ser designado como juez. Posteriormente, un juicio independiente para la abuela del niño, quien también enfrentaba un cargo de secuestro, experimentó un contratiempo cuando fue sometida a una evaluación psiquiátrica de último momento en julio de 2022 para determinar su capacidad mental.

Según informó el Diario de Nueva York, después de que saliera a la luz el incidente en 2020, el padre del niño manifestó que la familia atravesaba por apuros financieros y que estaban esperando asistencia económica para adquirir alimentos destinados al menor.

En contraste, según AZ Central, durante ese período, los tres hermanos del niño de 2, 4 y 7 años fueron confiados al cuidado del Departamento de Seguridad Infantil de Arizona. En marzo de 2020, en Flagstaff, una ciudad ubicada aproximadamente a dos horas al norte de Fénix, se produjo el arresto de los progenitores y la abuela del niño.

Según los resultados de la autopsia, el niño conocido como Deshaun Martínez falleció en marzo de 2020 a causa de la desnutrición, ya que su peso era de tan solo 8 kilogramos, significativamente inferior al promedio correspondiente a su edad.

El informe registró que el niño presentaba pelo frágil, ojos hundidos y escasa cantidad de grasa en su cuerpo. Además, exhibía heridas y golpes en su organismo. A pesar de que los padres del niño intentaron presentar el caso como una enfermedad y culpar a la toma de pastillas para perder peso o a la cafeína, las investigaciones revelaron de manera definitiva lo que realmente ocurrió.

A pesar de los esfuerzos por eludir su responsabilidad, los investigadores lograron determinar que en la residencia de la familia Martínez se había impuesto un sistema de castigo extremo. En cierta ocasión, informaron a las autoridades que Deshaun y su hermano mayor fueron confinados en un armario durante 16 horas diarias y se les proporcionó una cantidad mínima de alimentos. A pesar de estar en la misma circunstancia, su hermano logró mantenerse con vida.

Según informes de Daily Sun, durante el proceso se informó a las autoridades que los niños fueron confinados en un armario como medida disciplinaria por salir de sus camas y tomar alimentos sin permiso mientras sus padres dormían. De acuerdo con las autoridades, los progenitores del niño admitieron que habían estado utilizando esa forma de «castigo» durante aproximadamente un mes.

Lee también:
Daniela López González
Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información