Mundo

Indignante caso de abuso en una comisaría

Los agresores se valieron del hecho de que la víctima sufre de esquizofrenia

Una denuncia realizada por una mujer de 30 años está siendo investigada por la fiscalía de Quilmes. En la denuncia, la mujer acusa a dos policías de la seccional 7ª de haber abusado de ella en dos ocasiones: primero en una celda de la comisaría y luego en una casa cercana, donde fue abusada por cuatro agresores.

De acuerdo con la denuncia presentada, los agresores se valieron del hecho de que la víctima sufre de esquizofrenia. El primer incidente tuvo lugar una semana atrás, cuando la víctima empezó a recibir mensajes en su cuenta de Facebook. A través de estos mensajes, un hombre la incitó a acudir a una comisaría ubicada en Los Andes y calle 172, en Bernal Oeste.

La víctima afirmó que al llegar a la estación de policía, dos agentes que estaban trabajando en ese momento la trasladaron a la celda, la sedaron y abusaron de ella. Tres días más tarde, los agentes de policía la condujeron hacia una residencia localizada en el vecindario de IAPI, dentro de la misma área geográfica.

Los médicos señalaron que la víctima también sufre de leucemia y diabetes

Estando allí “la hicieron bañar, afeitar las piernas y lavarse los dientes. Además, le dieron de comer y le ofrecieron pastillas. Con otros dos hombres que vivían en el departamento de arriba, la tiraron en la cama y fue violada por los cuatro agresores”, según dice la denuncia.

Después de que la víctima diera su testimonio, el caso fue asignado a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°8 de Quilmes. Donde ordenaron que se realizaran varios exámenes médicos a la mujer y que se siguiera el protocolo correspondiente para casos de abuso sexual.

El expediente incluyó un informe en el que los médicos forenses que examinaron a la víctima encontraron ocho heridas que sugieren la posibilidad de haber sufrido abuso sexual. Además, los médicos señalaron que la víctima también sufre de leucemia y diabetes. Sin embargo, hasta ahora el fiscal no ha llegado a ninguna conclusión con respecto a los oficiales. Tampoco ha dado instrucciones para llevar a cabo una búsqueda en la estación de policía.

Lee también:
Daniela López González