Colombia

Geraldine Fernández, ilustradora señalada de mentir, da la cara ante la polémica

Sigue sosteniendo que sí trabajó para Studio Ghibli

En medio de la polémica que se ha generado en Colombia después de que se conociera que ella presuntamente le mintió al país, la ilustradora Geraldine Fernández no se esconde y decidió entregar una entrevista exclusiva a Blu Radio. 

Para entrar un poco en contexto es necesario saber que esta joven barranquillera afirmó que trabajó de manera remota para el exitoso Studio Ghibli, y que hizo parte de la película ‘El niño y la garza’, ganadora de un Globo de Oro.

Sin embargo, los espectadores se percataron que su nombre no aparece en los créditos de la cinta y empezaron a poner de tela de juicio su testimonio, con lo que rápidamente ella se volvió tendencia en redes sociales de manera muy negativa, y miles de internautas le atribuyeron los adjetivos de «mentirosa» y «falsa».

Geraldine Fernández: la historia de una ilustradora que habría engañado a Colombia
Foto: tomada de redes sociales.

¿Cómo se defiende la ilustradora?

Inicialmente esta joven le dijo a Blu Radio que las últimas horas han sido «caóticas» en su vida por todo lo que se ha dicho en su contra y por como han puesto en tela de juicio su trabajo, carrera y profesionalismo, motivo por el cual decidió dar de baja todas sus redes sociales.

Posteriormente sostuvo que no es mentira que trabajó para Studio Ghibli en la creación de ‘El niño y la garza’, pero admitió que fue un poco exagerada al contar su anécdota, pues -dice- que no hizo 25.000 dibujos como lo manifestó al principio, sino que fueron entre 200 y 300.

«Sí, porque 25.000 fotogramas son casi entre 30 y 40 minutos de video. Ten en cuenta que un segundo de animación son 24 fotogramas. 25.000 fotogramas serían aproximadamente 30 o 40 minutos de video. Y junto con un grupo hice parte de un par de escenas en el cual era la composición de 25.000 fotogramas. Pero no hice los 25.000 fotogramas», explicó.

Ahora bien, ante la pregunta de por qué no aparece en los créditos del filme, ella dijo que por ser su contrato freelance su nombre expresó no estaría allí, sino que la compañía lo engloba en lo que se llama «casa de soporte de animación».

Para cerrar la entrevista, la ilustradora también pidió perdón por las ilustraciones que fueron «mal atribuidas» a nombre suyo, hizo un llamado de atención para que cuiden los detalles al contar historias de logros y hazañas, sin alterar la realidad. También dejó una reflexión.

“Pero de lo que me arrepiento también es que, o sea por más de asumir el error, también me arrepiento de que la vida me haya cruzado con personas en las cuales lo único que generan es hacerme daño. O sea, yo me puedo llegar a suicidar y aquí el mundo le vale un c#lo”, expresó.

Lee también:
Víctor Castro Gutierrez