¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Mundo

Desastre ambiental: un tren de 70 vagones se descarrila y derrama sustancias tóxicas

El tren transportaba 70 vagones con petróleo utilizado para pavimentar

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

En las últimas horas se reportó un delicado accidente en Wyndmere, Dakota del Norte, donde un tren transcontinental de Canadian Pacific que transportaba sustancias tóxicas se descarriló causando un gran desastre ambiental.

El accidente involucró 31 vagones de un tren que transportaba 70 vagones con petróleo utilizado para pavimentar. A pesar de que las autoridades aseguran que no hay peligro para las personas, el accidente causó daños considerables.

El accidente se registró en un área rural que alberga cientos de personas a unas 60 millas de Fargo, a eso de las 11:15 p.m. del domingo, 26 de marzo. Afortunadamente, hasta el momento no se han reportado incendios asociados con el accidente, y se cree que no hay amenaza para la seguridad pública.

Por su parte, el vicepresidente de comunicaciones de Canadian Pacific, Patrick Waldron, confirmó que no se han reportado heridos, y que la seguridad de las tripulaciones, los socorristas y el público sigue siendo la máxima prioridad.

“La seguridad de las tripulaciones, los socorristas y el público sigue siendo nuestra máxima prioridad. Nuestros expertos en materiales peligrosos continúan con una evaluación completa del incidente en coordinación con los socorristas locales”, agregó el alto directivo.

Mientras tanto, los expertos en materiales peligrosos de Canadian Pacific están trabajando en conjunto con las autoridades locales para evaluar la situación y minimizar el desastre ambiental. Se estima que puede tomar entre siete y diez días limpiar los estragos, aunque no se sabe cuánto asfalto líquido se derramó exactamente.

Es importante recordar que los reguladores federales y los miembros del Congreso han propuesto reformas de mejora a los ferrocarriles para evitar futuros descarrilamientos. Aunque aún no se ha determinado qué causó el accidente en este caso, los informes iniciales sugieren que no hubo fallas en la infraestructura de la vía, lo que indica que el problema podría estar en el mantenimiento del tren y/o en el comportamiento del conductor.

Lee también:
Daniela López González