Mundo

Video: Megan Markle llega al Palacio de Buckingham al velorio de la reina

Vistiendo un traje enteramente negro, al igual que su cuñada Kate

En medio de la tensión que representa la mala relación que ella tiene con la familia real, Megan Markle llegó al Palacio de Buckingham este sábado para participar en el velorio de la reina Isabel II, quien falleció por complicaciones de salud el pasado 8 de septiembre.

Megan arribó al sitio en donde desde tempranas horas se aglomeraron miles de personas, en compañía de su esposo, el príncipe Harry, de su cuñado, el príncipe William, y de la esposa de este, Kate Middleton, quien tras el deceso de su alteza, se convirtió automáticamente en princesa de Gales.

Las cámaras de las cadenas presentes en el sitio, como la BBC Mundo, captaron cada instante, desde el momento en el que se bajó del automóvil, hasta que caminó hacia la multitud para saludar y cuando se acercó a mirar los miles y miles de ramos de flores que el pueblo le ha dejado a la reina.

Lea también: ¿Por qué Meghan Markle no fue a Balmoral a despedir a Isabel ll?

Recordemos que a diferencia de todo los miembros de la familia real, Megan no asistió al castillo de Balmoral-Escocia, en donde falleció la reina. Primero se creyó que había sido negación de ella por los problemas familiares que se han presentado, pero luego trascendió presuntamente hubo un importante prohibición.

Aparentemente el ahora rey Carlos III, hijo de Isabell y padre de Harry, le prohibió a la duquesa de Sussex que asistiera a darle el último adiós a su suegra. «Le dijo que no era correcto ni apropiado que Meghan estuviera en Balmoral en un momento tan profundamente triste», reseñó el DailyMail.

Incluyó a Megan en el discurso

Sin embargo, en su primer discurso como rey, el cual brindó este sábado tras recibir la corona, expresó unas palabras en favor de su hija y de Megan, a quien -dicho sea de paso- entregó en el altar en el año 2018. «Quiero expresar mi amor por Harry y Meghan mientras continúan construyendo sus vidas en el extranjero», vociferó.