Colombia

Medidas que implementará la UNGRD para mitigar el fenómeno de El Niño

El fenómeno de El Niño ha causado estragos en varias regiones de Colombia, especialmente en lo que respecta a los incendios forestales. Ante esta situación, el Gobierno nacional ha tomado medidas para combatir esta emergencia y proteger a la población y los ecosistemas afectados. La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) ha anunciado la activación permanente de la Sala de Crisis Nacional, con el objetivo de monitorear y tomar acciones contundentes frente a los incendios forestales y otras situaciones de emergencia.

Sala de Crisis Nacional: seguimiento y acciones inmediatas

La Sala de Crisis Nacional es una iniciativa del Gobierno para hacer seguimiento y monitoreo constante de los avances y situaciones relacionadas con los incendios forestales en todo el país. Esta sala funcionará de forma permanente, consolidando informes en tiempo real para trazar la mejor hoja de ruta que permita hacer frente a estas emergencias. De esta manera, se busca una coordinación efectiva de todas las entidades gubernamentales involucradas en la gestión del riesgo de desastres.

La UNGRD ha establecido que se entregarán informes actualizados al mediodía y a las 7:00 p.m., respectivamente. Estos informes proporcionarán datos precisos sobre la situación de los incendios forestales, los municipios afectados y las hectáreas consumidas por el fuego.

Reporte actual de incendios forestales en Colombia

La Sala de Crisis Nacional reportó que desde el 3 de enero a la fecha se han presentado 422 eventos relacionados con el fenómeno El Niño a nivel nacional, afectando a 220 municipios y 17,443 hectáreas de vegetación.

Según el informe entregado, se encuentran 24 incendios forestales activos en 7 departamentos del país y en Bogotá. De ellos, 8 han sido controlados y 304 liquidados. Estos datos muestran la magnitud del desafío al que se enfrenta el país y la necesidad de tomar medidas urgentes para combatir los incendios y proteger a las comunidades afectadas.

Calamidad pública y declaraciones de emergencia

La gravedad de la situación ha llevado a que se declare la calamidad pública en cinco departamentos: Huila, Sucre, Boyacá, La Guajira y Cundinamarca. Además, 32 municipios también han sido declarados en estado de calamidad pública debido al desabastecimiento, la variabilidad climática y el fenómeno de El Niño. El departamento de Santander está en proceso de declaración.

El Gobierno ha movilizado recursos considerables para hacer frente a los incendios forestales. Más de 3,800 unidades de la Fuerza Aeroespacial Colombiana, el Ejército, la Policía Nacional, la Defensa Civil, los Bomberos y otras entidades encargadas de la gestión del riesgo están trabajando incansablemente en la extinción de incendios, prevención y atención a las comunidades afectadas.

Medidas preventivas para la ciudadanía

En medio de esta crisis, es fundamental que la ciudadanía tome medidas preventivas para evitar la propagación de los incendios forestales. Se insta a evitar fogatas, quemas controladas y arrojar colillas de cigarrillo en áreas boscosas o con vegetación seca. Estas acciones pueden desencadenar incendios y empeorar la situación.

Además, se exhorta a la ciudadanía a reportar cualquier indicio de incendio a las autoridades competentes y seguir las recomendaciones de las entidades encargadas de la gestión del riesgo. La colaboración y el compromiso de todos son fundamentales para hacer frente a esta emergencia y proteger nuestros bosques y ecosistemas.

El aumento de la temperatura y la disminución de las precipitaciones

La crisis actual de incendios forestales en Colombia refleja el aumento de la temperatura y la disminución de las precipitaciones, fenómenos asociados al cambio climático y exacerbados por el fenómeno de El Niño. Estos cambios climáticos han creado condiciones propicias para la propagación de las llamas y han aumentado la intensidad y frecuencia de los incendios forestales.

Es importante tener en cuenta que los incendios forestales no solo causan daños a la flora y fauna, sino que también representan una amenaza para las comunidades cercanas y pueden tener efectos a largo plazo en el medio ambiente. Por lo tanto, es fundamental tomar medidas para prevenir y combatir los incendios forestales y mitigar los efectos del cambio climático.

Lee también:
James García Rodríguez