ColombiaAtlántico

Una olla de agua hirviendo acabó con la vida de una menor de tres años, esto se sabe

El fallecimiento de una niña de tres años ha causado gran dolor en una familia de Barranquilla. La pequeña perdió la vida en la Clínica Reina Catalina después de haber estado en estado crítico tras sufrir un accidente en su casa. La menor estuvo bajo observación durante un tiempo en el hospital, pero lamentablemente no se pudo hacer nada para salvar su vida.

De acuerdo con lo relatado por los padres, esta ingresó sin compañía a la cocina de su residencia. Al parecer, sufrió una caída, lo que provocó que una olla que contenía agua hirviendo se derramara sobre su cuerpo, ocasionándole heridas graves.

Inmediatamente después del accidente, los padres la llevaron al Hospital Niño Jesús. Debido a su estado, los médicos decidieron transferirla a la Clínica Reina Catalina, ahí recibió tratamiento en durante varios días, pero lamentablemente, a pesar de los esfuerzos médicos, falleció.

Quemaduras comprometedoras

«Las quemaduras comprometieron su tórax, brazos, piernas y genitales, es decir, abarcaban entre un 48 % y 55 % de la piel. Se puso en cuidados intensivos y se hicieron todos los tratamientos necesarios, pero no se pudo recuperar la niña y tuvo un desenlace fatal», explicó el médico Jairo Quiroz, director de la clínica, para Blu Radio.

En otros hechos, se reportó el caso de una niña de un año de edad que fue encontrada sin vida en un balde dentro de su casa. Según la madre, ella se encontraba realizando labores domésticas, incluyendo la limpieza del suelo, mientras sus dos hijas jugaban.

Después de trapear el suelo, colocó el balde y el trapero a un lado sin darse cuenta de que representaban un peligro para su hija menor y, lamentablemente, esto desencadenó la trágica situación. «Mis hijas jugaban en la terraza y yo me encontraba cocinando y atendiendo las labores de la casa. El balde de agua estaba afuera. Fue en ese momento en el que mi hija mayor, la de tres años, me indica que ‘mire a la bebé'», relató Karelys Araujo.

Lee también:
Daniela López González