¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vidaTrucos

Noches silenciosas: Trucos para dejar de roncar

Pueden funcionar de manera diferente para cada persona

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Roncar es un problema común que afecta a muchas personas en todo el mundo. El ronquido ocurre cuando el flujo de aire a través de la boca y la nariz se obstruye durante el sueño. Esto puede ser causado por una variedad de factores, como la anatomía de la boca y la garganta, la obstrucción nasal, el consumo de alcohol o sedantes, el sobrepeso, el tabaquismo y las alergias.

El ronquido puede tener un impacto significativo en la calidad del sueño. Las personas que roncan a menudo experimentan interrupciones en su sueño, lo que puede llevar a la somnolencia diurna, la falta de concentración y la irritabilidad. También puede afectar a los compañeros de cama y a los miembros de la familia, ya que el ruido puede ser fuerte e interrumpir su propio sueño.

Riesgos para la salud asociados con los ronquidos crónicos

Las personas que roncan con frecuencia tienen un mayor riesgo de desarrollar apnea del sueño, una afección en la que la respiración se interrumpe repetidamente durante el sueño. La apnea del sueño puede llevar a problemas de salud graves, como la hipertensión arterial, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y diabetes tipo 2.

Además, el ronquido crónico también se ha asociado con un mayor riesgo de desarrollar problemas de memoria y concentración, depresión, ansiedad y disfunción eréctil en los hombres. Por lo tanto, es importante abordar el problema del ronquido de manera efectiva para evitar estos riesgos para la salud.

Noches silenciosas: Trucos para dejar de roncar
Foto: Freepik

Cambios en el estilo de vida para reducir los ronquidos

  • Mantener un peso saludable: El sobrepeso y la obesidad pueden contribuir al ronquido al ejercer presión adicional en las vías respiratorias. Perder peso puede reducir significativamente el ronquido en muchas personas.
  • Evitar el consumo de alcohol y sedantes antes de acostarse: Estas sustancias pueden relajar los músculos de la garganta y dificultar la respiración durante el sueño, lo que aumenta el riesgo de roncar.
  • Dormir de lado: Dormir boca arriba puede hacer que la lengua y los tejidos de la garganta bloqueen las vías respiratorias. Intentar dormir de lado puede ayudar a mantener las vías respiratorias abiertas y reducir el ronquido.
  • Mantener una buena higiene del sueño: Establecer una rutina regular de sueño, mantener un ambiente tranquilo y oscuro, y evitar la exposición a pantallas electrónicas antes de acostarse puede mejorar la calidad del sueño y reducir el ronquido.

Posiciones para dormir y ronquidos: cómo encontrar la posición correcta

Dormir boca arriba tiende a empeorar el ronquido, ya que la lengua y los tejidos de la garganta pueden bloquear las vías respiratorias. Por otro lado, dormir de lado puede ayudar a mantener las vías respiratorias abiertas y reducir el ronquido.

Si eres propenso a dormir boca arriba, hay algunas estrategias que puedes probar para cambiar de posición durante la noche. Una opción es colocar una pelota de tenis en la parte posterior del pijama o la camiseta. Esto puede hacer que sea incómodo dormir boca arriba y fomentar el sueño de lado. Otra opción es utilizar almohadas especiales diseñadas para mantener al durmiente en una posición lateral.

Al encontrar la posición de sueño adecuada, es posible reducir significativamente el ronquido y mejorar la calidad del sueño tanto para la persona que ronca como para su compañero de cama.

Razones por las que nunca deberías dormir boca abajo
Foto: Freepik

Dispositivos antirronquidos: ¿Cómo funcionan?

Estos dispositivos funcionan de diferentes maneras, pero generalmente tienen como objetivo abrir las vías respiratorias y facilitar la respiración durante el sueño. Algunos dispositivos comunes incluyen:

– Dilatadores nasales: Estos dispositivos se colocan en las fosas nasales para mantenerlas abiertas y facilitar el paso del aire. Pueden ser especialmente útiles para personas que tienen problemas de obstrucción nasal.

– Férulas bucales: También conocidas como dispositivos de avance mandibular, estas férulas se colocan en la boca y ayudan a mantener la mandíbula en una posición que evita el bloqueo de las vías respiratorias. Son especialmente efectivas para personas que roncan debido a la posición de la mandíbula.

– Tiras nasales: Estas tiras se adhieren a la parte externa de la nariz y ayudan a abrir las fosas nasales, facilitando la respiración. Son una opción menos invasiva y pueden ser útiles para personas con problemas de obstrucción nasal leve.

Cada persona es única, por lo que es importante encontrar el dispositivo que funcione mejor para cada individuo. Consultar a un profesional de la salud puede ser útil para determinar cuál es la mejor opción.

Remedios naturales para dejar de roncar

  • Aceite de menta: El aceite de menta puede ayudar a abrir las vías respiratorias y facilitar la respiración. Se puede aplicar una gota de aceite de menta diluido en agua en la parte inferior de las fosas nasales antes de acostarse.
  • Ejercicios de lengua y garganta: Realizar ejercicios específicos para fortalecer los músculos de la lengua y la garganta puede ayudar a reducir el ronquido. Estos ejercicios pueden incluir movimientos de la lengua y el paladar, así como la pronunciación exagerada de ciertos sonidos vocales.
  • Infusiones de hierbas: Algunas hierbas, como la menta, la manzanilla y la lavanda, pueden tener propiedades relajantes que pueden ayudar a reducir el ronquido. Preparar una infusión de estas hierbas y beberla antes de acostarse puede promover un sueño más tranquilo y reducir el ronquido.
Tres infusiones que ayudan a dormir mejor | conciliar el sueño - Hierbas aromáticas para limpiar y desinflamar los riñones - Las 4 mejores infusiones depurativas para eliminar toxinas del cuerpo
Foto: Shutterstock

Buscar ayuda profesional: Tratamientos médicos para los ronquido

Si el ronquido persiste a pesar de los cambios en el estilo de vida y los remedios caseros, es posible que sea necesario buscar ayuda médica. Hay varias opciones de tratamiento médico disponibles para tratar el ronquido, que incluyen:

  • Terapia de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP): Este es uno de los tratamientos más comunes para la apnea del sueño. Un CPAP es un dispositivo que utiliza una máscara para suministrar aire a presión en las vías respiratorias, lo que ayuda a mantenerlas abiertas durante el sueño.
  • Cirugía: En algunos casos, la cirugía puede ser una opción para corregir problemas anatómicos que contribuyen al ronquido. Los procedimientos quirúrgicos pueden incluir la corrección de tabiques nasales desviados, la eliminación de amígdalas o adenoides agrandadas, o la corrección de problemas estructurales en la boca o la garganta.
  • Dispositivos de avance mandibular personalizados: Estos dispositivos, similares a las férulas bucales de venta libre, se adaptan específicamente a la boca de cada individuo. Pueden ser una opción efectiva para personas que no toleran o no desean usar un CPAP.

Es importante hablar con un médico especialista en trastornos del sueño para determinar cuál es el mejor tratamiento para cada caso individual.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
María Vargas Jimenez