Mundo

Soldados rusos abusaron de una niña de 4 años y de su madre frente al esposo

Luego del intento fallido de Moscú de capturar Kiev, los soldados ingresaron a Brovary días después

El gobierno de Ucrania acusó a dos soldados rusos de agredir sexualmente a una niña de cuatro años y de violar en grupo a su madre frente a su esposo, mientras lo apuntaban con una pistola. La acusación surge como parte de otras denuncias generalizadas de abusos durante la invasión de Rusia a Ucrania, la cual lleva más de un año, según un artículo publicado por Reuters.

De acuerdo con los documentos de la fiscalía ucraniana a los que Reuters tuvo acceso, los hechos se encuentra inmersos en una avalancha de delitos sexuales que algunos soldados rusos de una Brigada Separada de Fusileros Motorizados protagonizaron en cuatro casas de la región de Brovary, cerca de Kiev, en marzo del año pasado.

Las investigaciones arrojaron que, luego del intento fallido de Moscú de capturar Kiev, los soldados ingresaron a Brovary días después, saqueando y usando la violencia sexual como una táctica deliberada de represión para sembrar terror en la población, dijeron los fiscales ucranianos.

“Eligieron a las mujeres, coordinaron sus acciones y sus roles de antemano”, explicaron los fiscales, en los documentos de 2022, los cuales se basaron en entrevistas con testigos y sobrevivientes. Ahora bien, la mayoría de los crímenes se registraron desde el 13 de marzo, luego de que algunos soldados “en estado de embriaguez, irrumpieron en el patio de la casa donde vivía una familia joven”, dijeron los fiscales.

En ese momento, golpearon al padre con una olla de metal y lo obligaron a arrodillarse para que viera como su esposa era violada en grupo. Mientras que, otro de los soldados le dijo a la niña de cuatro años que “la hará mujer” antes de abusar de ella, según los documentos.

La familia sobrevivió al ataque, sin embargo los fiscales aseguraron que están investigando delitos adicionales en el área, incluidos algunos asesinatos durante ese mismo período. Posteriormente se supo que, los soldados rusos responsables del crimen eran francotiradores de 32 y 28 años. El mayor perdió la vida, sin embargo el menor, identificado como Yevgeniy Chernoknizhniy, se encuentra de vuelta en Rusia, apuntan los archivos.

Lee también:
Daniela López González