¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Colombia

Revocan orden de captura contra comandante de la Policía en Caquetá

El Ministerio de Defensa publicó un comunicado justificando la ausencia del coronel

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Este viernes 24 de marzo, el juez 181 de instrucción Penal Militar ordenó la captura del coronel Javier Antonio Castro, comandante de la Policía de Caquetá, por no haber comparecido ante esa jurisdicción en medio de las investigaciones en su contra por los hechos ocurridos hace dos semanas en San Vicente del Caguán. 

Horas más tarde se conoció que el mismo juez 181 de Instrucción Penal Militar decidió revocar la orden debido a que el coronel presentó justificaciones válidas por su ausencia a la citación de indagatoria.

¿Por qué no se presentó el coronel?

El Ministerio de Defensa publicó un comunicado en el que afirman que el coronel no se presentó por una calamidad doméstica.

“El coronel Javier Antonio Castro, comandante (e) del departamento de Policía Caquetá, no ha podido asistir a los requerimientos de la justicia Penal Militar por cuanto tiene una situación de calamidad familiar por la muerte de su señor padre, además de encontrarse excusado del servicio por afectación de salud”, afirma MinDefensa.

De acuerdo con el ministerio, al coronel le notificaron de la citación a indagatoria en la noche del miércoles 22 de marzo de 2023, a las 20:14 horas, con el propósito de que se presentara al despacho judicial con su abogado al siguiente día, jueves 23 de marzo, a las 8:30 horas.

“El coronel ingresó en la noche del miércoles 22 de marzo al Hospital Central de la Policía Nacional y salió el jueves 23 a las 5:32 horas, con una incapacidad médica por cefalea. “Esa misma mañana se excusó ante la justicia justificando su inasistencia; no obstante, le fue emitida una orden de captura”, finaliza el comunicado.

¿Qué pasó en Caquetá?

El pasado 2 de marzo en esta zona del país se vivió una alteración del orden público por parte de un grupo de personas que se tomaron de manera violenta una empresa petrolera ubicada en la vereda Los Pozos, para reclamar incumplimiento de acuerdos.

En ese proceso intervino el ESMAD para tratar de mantener la calma y cesar la anarquía. Sin embargo, el componente no resultó suficiente para contener la turba y más de 70 uniformados quedaron retenidos por la comunidad durante más de 48 horas.

Lee también:
María Vargas Jimenez