¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Deporte

¿Qué podría pasar con los jugadores del Once Caldas tras ser capturados infraganti?

Algunas fuentes consideran que el procedimiento en su contra ha sido "desproporcionado"

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Los tres jugadores del cuadro juvenil del club Once Caldas, capturados por la Policía Nacional el pasado 8 de abril, están enfrentado un minucioso y mediático proceso legal luego de que los sorprendieran infraganti mientras presuntamente cobraban el pago derivado de una extorsión.

Según lo que señala el parte oficial, una estudiante de medicina, de nacionalidad española, había perdido su teléfono celular de alta gama mediante un hurto. Al parecer, los tres futbolistas de apellidos García, Mera y Mateus, la contactaron y le pidieron 500 mil pesos en efectivo a cambio de devolvérselo.

La víctima aceptó el trato, pero antes hizo la denuncia; ella no los señaló a ellos de haberlo robado y ellos dicen que se encontraron dispositivo. La Policía llegó al sitio justo cuando los tres involucrados recibían la cantidad de dinero antes mencionada. El operativo tuvo lugar en la ciudad de Manizales, en donde aún permanecen bajo custodia policial.

Este martes se llevó a cabo de manera virtual la audiencia de imputación de cargos, y la Fiscalía los acusó por el delito de extorsión en grado de tentativa, el cual ninguno de los tres aceptó. De igual forma, la fiscal a cargo informó que aunque se trata de un delito excarcelable, a cada uno de ellos le podrían dictar una pena que va desde los ocho hasta los 18 años tras las rejas.  A eso se sumaría -en caso de que un juez los halle culpables-, «una multa de 400 a 900 salarios mínimos mensuales legales vigentes».

Vale decir que de acuerdo el director del Gaula de la Policía, estos jugadores del Once Caldas «no tienen ningún antecedente de generar este delito hacia otras personas. Creemos que fue un tema fortuito. Vieron fácil obtener un dinero por devolver el celular, pero eso es un delito de extorsión“.

Lee también:
Víctor Castro Gutierrez