Mundo

Piden renuncia del Alto Comisionado para la Paz, desde el exterior

Personalidades internacionales piden la renuncia del alto comisionada para la paz de Colombia

Desde diferentes lugares del mundo, personalidades se han pronunciado sobre la situación en Colombia, además, piden la renuncia de Miguel Ceballos, Alto Comisionado Para La Paz; pues lo consideran un enemigo de la paz y la justicia.

Entre Premios Nobel, artistas, defensores de Derechos Humanos, académicos, y más, le hicieron un llamado a los líderes del paro nacional, para que exijan también la salida de Ceballos.

De hecho, este llamado lo hicieron a través de una carta dirigida al comité del paro; además, a todos los colombianos que se encuentran en las calle marchando. En este sentido, los firmantes aluden que Miguel Ceballos es el responsable del desacatamiento de lo antes firmado con el ELN.

También resaltan que haberlo puesto a él como vocero del Gobierno en la mesa de diálogo del Paro Nacional es una «jugadita tenebrosa que el Gobierno Duque prepara». También señalan algunos otros acontecimientos con referencia a los diálogos de paz en Cuba, en que está involucrado Ceballos; finalmente, considerándolo un enemigo de la paz y la justicia.

Texto de la Carta donde piden renuncia del Alto Comisionado Para la Paz, Miguel Ceballos

En rueda de prensa del 3 de mayo, el Presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, Francisco Maltés Tello, recordó cómo las masas movilizadas produjeron no sólo la caída de la reforma tributaria planeada por el régimen mafioso de Duque, sino que llevaron a que el poderosísimo e impune ministro de hacienda, Carrasquilla, junto al viceministro, tuvieran que dimitir. De hecho, esto señala cómo los sectores que protestan saben muy bien “las jugaditas” a las que está acostumbrado el gobierno Duque. En comunicado del Comité Nacional de Paro ese día 3 de mayo indica con claridad entre esas “jugaditas” como está “reencauchar un nuevo proyecto de reforma”.

Ésta es una carta breve y sencilla de algunas personas a quienes nos conmueve y nos duele el desangre de hermanas y hermanos colombianos, causado por unas élites voraces y sus guardianes de turno; un mensaje que no sólo quiere apelar a su compromiso social y político, sin duda histórico y ejemplar en estos momentos, sino a su sensibilidad y moralidad justo cuando está ad portas una “jugadita” tenebrosa que el gobierno Duque prepara.

Tiene que ver con el funcionario que ha invitado a una reunión al Comité Nacional de Paro, según publica él en su twitter, donde afirma: “Agradecemos y valoramos la propuesta de los dirigentes del Comité para realizar esa reunión el próximo 10 de mayo (https://twitter.com/ComisionadoPaz/status/1389952142681780224)”.
Se trata del llamado comisionado de paz, Miguel Ceballos Arévalo, delegado para un supuesto plan de diálogo a fin de desactivar la grandiosa movilización ciudadana y popular que hoy acontece.

Así como era indecoroso y contradictorio desde todo vista sostener la búsqueda de alguna solución con Carrasquilla, no menos perverso es reencauchar a un desprestigiado consejero o comisionado, repudiado por gran parte de la opinión pública dentro y fuera de Colombia, por ser quien ha liderado la burla más infame del derecho internacional, desconociendo protocolos válidos firmados ante la comunidad de países garantes conformada para acompañar los diálogos de paz; fue quien encabezó contra el pueblo de Cuba una perversa campaña de persecución para que aquella nación solidaria con la paz de Colombia, fuera sancionada por el gobierno Trump.

No olvidamos su regocijo cuando Cuba fue incluida en listas de los Estados Unidos referidas al supuesto apoyo al terrorismo, a raíz del siniestro cabildeo hecho por Ceballos.

Este Alto Comisionado, acertadamente señalado como enemigo de la paz y la justicia por sus acciones en contra de los acuerdos de carácter internacional, es quien ha promovido el delito de perfidia, proscrito como tal en el derecho de los conflictos armados. Tarde o temprano deberá responder por tal crimen de guerra. De hecho, ustedes no pueden prestarse para lavar su imagen y responsabilidad.

Un funcionario que ya de por sí tiene una altísima deuda con el país y con el mundo por su funesta gestión, quien dirige acciones de inteligencia militar en el departamento del Cauca, quien se complace y posiciona en medio de la matanza sistemática de líderes sociales y excombatientes, no puede gozar de ningún modo de crédito alguno. Una razonable exigencia que exaltaría la razón ética y la superioridad moral de Ustedes, es la destitución inmediata de Miguel Ceballos, de un cargo que debería haber ocupado alguien con una mínima credibilidad moral.

De lo contrario, cuando estén Ustedes frente a él, rehabilitándole en el ardid de sus diálogos, estarán ni más ni menos que ante un bandido, autor de una grave afrenta a la conciencia de la humanidad. No pueden sorprenderse después por las jugaditas que Ceballos junto a otros preparan para hacer sucumbir esta lid de esperanza que anhelamos Ustedes con dignidad y coherencia sigan representando.

Firmantes de la carta, que piden la renuncia del Alto Comisionado
  • Adolfo Pérez Esquivel – Premio Nobel de Paz – Argentina
  • Mirta Acuña de Baravalle – Cofundadora Madres y Abuelas de la Plaza de Mayo – Argentina
  • David L. Raby, Professor Emeritus, History, University of Toronto, Senior Fellow, Latin American Studies, University of Liverpool, member Justice for Colombia
  • Santiago Alba Rico – Filósofo y escritor – España / Túnez
  • Servicio Paz y Justicia, SERPAJ – Argentina
  • João Pedro Stedile – MST – Brasil
  • Janaina Strozake, historiadora, maestra, campesina del MST, internacionalista – Brasil
  • Ney Strozake, Doctor, abogado del MST – Brasil
  • Xiomara Alexandra Torres Jiménez – exiliada, maestra en Ciencias Sociales
  • Erika Aguirre Rodríguez, exiliada, maestra en Ciencias Sociales
  • Lidón Soriano – Doctora, profesora, internacionalista
  • María Victoria Caro Bernal, poeta y presidenta de la Sección de Literatura del Ateneo de Madrid
  • Luisa Antonia Raby, member Justice for Colombia
  • Mario Ossaba, Artista, pintor – París
  • María Piedad Ossaba – Periodista, Directora del portal independiente la pluma.net – París
  • Alexander Herrera, Profesor investigador Lyon 2 Universidad Lumière, Lyon
  • Gearóid Ó Loingsigh, periodista y escritor – Irlanda
  • Iñaki Markiegi Candina – Euskadi
  • Jesús Martín González,
  • Ana María Uribe Velázquez.
  • Eneko Gerrikabeitia Zenarrutzabeitia,
  • Amaia Herrero Oiarzabal,
  • Raquel del Olmo Rodríguez,
  • Fernando Vaquerizo Gómez,
  • Mónica Alonso San Millán,
  • June Izaguirre Montero,
  • Cristian David Leyva Gutiérrez,
  • Amelia Ortiz Alonso,
  • Antonio Jose Montoro,
  • Paul Nicholson,
  • Maite Gorostiaga,
  • Miren Basaldua,
  • Roberto Lazpita,
  • Ritxi Usategi Uriarte,
  • Fernando Vida Marcos,
  • Alberto Ramírez Argote,
  • Sarai Martin Ruiz,
  • Gotzone Artiñano,
  • Betiana Amica Lopizzo.

Igualmente, más personalidades también firmaron la misiva en la que piden la renuncia del Alto Comisionado Para la Paz

También te puede interesar leer: Lucas Villa está vivo, así evoluciona su estado de salud