Mundo

«Escuché mal a Dios»: la excusa que dio un pastor que estafó a decenas de creyentes

Lo están procesando por fraude millonario

El pastor Eligio Regalado y su esposa, Kaitlyn Regalado, se encuentran enfrentando un proceso judicial por el delito de fraude, luego de que, amparándose en la religión, estafaron a cientos de fieles creyentes.

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Denver-Colorado, en donde el pastor y su pareja lograron persuadir a su congregación para que hicieron inversiones considerables en criptomonedas, lo cual les permitió recaudar la suma aproximada USD 3.2 millones.

De acuerdo con las autoridades, Regalado le dijo a sus víctimas que se trataba de una «inversión de bajo riesgo y alto beneficio», cuando realmente la única posibilidad existente era «ilíquida y prácticamente inútil».

Bitcoin y principales criptomonedas registran la mayor caída en un mes
Foto: Freepik

La excusa del Pastor

Al momento de rendir declaraciones, el pastor le dijo a la Policía que él hizo lo que Dios le indicó, o al menos eso creía al principio, porque después concluyó que tal vez «escuchó mal» al todopoderoso.

«El Señor dijo: Quiero que construyáis esto… Le tomamos la palabra a Dios y vendimos una criptodivisa sin salida clara», comentó el procesado en su interrogatorio.

“O yo escuché mal a Dios, y cada uno de ustedes que oraron y entraron – ustedes también. O dos, Dios todavía no ha terminado con este proyecto”, dijo el pastor para justificar que no se haya visto ganancia alguna de la inversión, excepto la que gozaron él y su esposa, cuya casa remodelaron de manera muy lujosa.

«Dios está en el negocio de hacer cosas nuevas y romper sellos. Y nos dijo que hiciéramos esto… Dije: Señor, no quiero hacer esto. No sé cómo hacerlo. No tengo experiencia en esta industria. No sé lo que hago. No quiero quedar atrapado en algo», manifestó convencido de haber hecho una buena obra.

El bitcoin se desploma más del 50% por debajo de su máximo histórico y arrastra a otras criptomonedas
Foto: Freepik

El comisionado de Valores de Colorado, Tung Chan, dijo en un comunicado que «alegamos que el señor Regalado se aprovechó de la confianza y la fe de su propia comunidad cristiana y que les vendió promesas extravagantes de riqueza cuando les vendió criptodivisas esencialmente sin valor».

 

Lee también:
Víctor Castro Gutierrez