¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Mundo

Mujer trans es señalada de abusar a una compañera en refugio para mujeres

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Según lo informado por el periódico Windsor Star, Desiree Anderson, de 32 años de edad, también conocido como Cody D’Entremont, se entregó a las autoridades horas después de que emitieran un comunicado de prensa y una fotografía policial solicitando información sobre el sospechoso.

A partir del 4 de abril, la Policía inició una investigación en contra de Anderson, luego de recibir un reporte de una mujer que denunció que, mientras se encontraba alojada en un refugio para mujeres en Windsor, el sospechoso se metió en su cama y la agredió sexualmente.

El medio informó que las autoridades publicaron la foto de Anderson en las redes sociales alrededor de las 2:30 p.m. del martes, y poco después de las 5 p.m., lo detuvieron y pusieron bajo custodia.

“Queremos agradecer al público por su apoyo y por compartir nuestra publicación”, informó la Policía de Windsor. “Su ayuda en la difusión de esto desempeñó un papel crucial en lograr una resolución”. Así mismo, la Policía informó al medio que la persona sospechosa fue enjuiciada como una mujer y por lo tanto, se debe hacer referencia a ella en femenino.

Antecedentes de abuso en los refugios para mujeres

En otros hechos, en agosto del año pasado, a una persona llamada Shane Jacob Green, quien es una mujer transgénero que se identifica a sí misma como Stephanie, y tiene antecedentes penales por delitos sexuales, la detuvieron y la acusaron de dos cargos de agresión sexual en un refugio para mujeres en Parry Sound, Ontario.

De acuerdo con una publicación del medio Toronto Sun, a Green lo acusaron de abusar sexualmente a una de las mujeres que se encontraban en el refugio. Sin embargo, tiempo después, una fuente oficial informó a Sun que, Green “realmente parece saber cómo funciona el sistema de refugios y los trabajadores de los refugios sienten que deben dejar que Green se quede”.

Lee también:
Daniela López González