Estilo de vida

Maneras sencillas de hacer un rico risotto en casa

De muchos es la receta preferida

Risotto es uno de los platos más preciados de la cocina italiana. Se caracteriza por su textura cremosa y su versatilidad, ya que se puede preparar de muchas formas diferentes. Aunque puede parecer complicado de hacer, la verdad es que hay formas muy sencillas de prepararlo. Aquí te mostraremos tres métodos sencillos para hacer un risotto delicioso.

Método tradicional del risotto

El método tradicional para hacer risotto implica tostar el arroz en una sartén, añadir vino y luego añadir caldo poco a poco, mientras se revuelve constantemente. Este proceso puede tardar entre 18-30 minutos. El secreto está en añadir el caldo poco a poco y no dejar de remover el arroz. Este método es laborioso, pero es la forma clásica de hacer risotto y el resultado es una textura increíblemente cremosa.

sartén con aceite
Foto: Freepik

Método de horno

Otra forma más sencilla de hacer risotto es en el horno. En este método, se tosta el arroz en el horno, se añade el vino y el caldo, y se hornea durante unos 18 minutos. Luego se añade queso y mantequilla al final para darle cremosidad. Este método es menos laborioso que el tradicional, ya que no requiere tanta atención constante.

Risotto en olla a presión

Finalmente, se puede hacer risotto en una olla a presión o una olla rápida. Este método es el más rápido y también el menos laborioso. Solo hay que tostar el arroz, añadir el vino y el caldo, cerrar la olla y cocinar a alta presión durante unos 7 minutos. Luego se añade queso y mantequilla al final como en los otros métodos. Aunque este método puede no dar exactamente la misma textura que los otros, aún resulta en un delicioso risotto.

Seis señales de que debes cambiar tu olla a presión para evitar accidentes
Foto: Freepik

Otro plato infaltable

La lasaña es un plato clásico de la cocina italiana que se ha vuelto muy popular en todo el mundo. Tradicionalmente, se prepara con capas de pasta, carne y queso, pero hoy te traigo una deliciosa variante vegetariana: la lasaña de berenjena. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer en casa una rica lasaña de berenjena que no te dejará indiferente.

Preparación de la berenjena

El primer paso para preparar esta deliciosa lasaña es la berenjena. Para ello, necesitarás cortar la berenjena en rodajas finas y salarlas para eliminar el exceso de humedad. Déjalas reposar durante unos 30 minutos y luego enjuágalas para quitar la sal. Esto ayudará a que las rodajas de berenjena se cocinen de manera uniforme y no queden amargas.

Montaje de la lasaña

Una vez que tengas las rodajas de berenjena listas, puedes empezar a montar la lasaña. En un recipiente apto para horno, coloca una capa de rodajas de berenjena en el fondo. Luego, agrega una capa de salsa de tomate casera y espolvorea queso rallado por encima. Repite este proceso hasta tener varias capas de berenjena, salsa y queso. Puedes añadir también capas de espinacas salteadas o champiñones para darle más sabor y variedad a tu lasaña de berenjena.

receta de lasaña de pollo y salsa blanca
Foto: Freepik

Horneado y presentación

Una vez que hayas terminado de montar tu lasaña de berenjena, precalienta el horno a 180 grados Celsius. Cubre el recipiente con papel de aluminio y hornea durante aproximadamente 30 minutos. Luego, retira el papel de aluminio y hornea por otros 10-15 minutos hasta que la lasaña esté dorada por encima. Una vez que esté lista, déjala reposar durante unos minutos antes de servir.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Víctor Castro Gutierrez