¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Colombia

La espeluznante historia del abuso de un sacerdote a un monaguillo en Medellín

Todo ocurrió mientras se desarrollaba una misa

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Hablar de un sacerdote involucrado en un caso de abuso sex#al, ya no resulta una novedad, ni en Colombia, ni el mundo. Cada vez son más las denuncias que reciben las autoridades en contra de los religiosos que cobran como víctimas a los niños que tienen a su alcance, en la mayoría de los casos.

Recientemente se ha conocido una de estas espeluznantes historias, que ocurrió en la ciudad de Medellín, y aunque no se sabe con exactitud la fecha, el testimonio de la víctima ha servido para conmocionar a todos los que han conocido la historia.

La víctima, a quien daremos el nombre ficticio de «Daniel», contó que el primer abuso al que lo sometió el cura, ocurrió dentro de la sacristía, cuando en el tempo se desarrollaba una misa. Recuerda que mientras sonaban los cánticos y la lectura de la palabra, a él el religioso lo estaba obligando a meter sus g3n¡tales en la boca.

Después de eso, volvió el ataque sistemático, pero la segunda vez se registró en un baño cuando el afectado se preparaba para darse un chapuzón en la piscina del seminario. “Empujó la puerta del baño, me quitó la ropa, me pidió hacerle sex0 or@l, me penetró y me amenazó para que no dijera lo que había pasado”, explicó Daniel*, quien además cuestiona el hecho de que la iglesia en la que el padre oficiaba la misa, no lo respaldó.

Sacerdote condenado | Iglesia católica pederastia
Foto: banco de imágenes de Canva.

Los familiares de la víctima presentaron la denuncia correspondiente, y en el proceso el sacerdote habría intentado sobornarlos ofreciéndole 10 millones de pesos a cargo de que no presentaran cargos. Sin embargo, los allegados a Daniel* no sucumbieron a los intentos persuasivos y siguieron adelante con las acciones legales.

El sacerdote volvió a misa

La historia da cuenta de que al sacerdote lo privaron de la libertad durante tres años, luego lo excarcelaron y volvió a la iglesia a oficiar la misa. La familia recuerda que el proceso legal fue muy tortuoso y Daniel* en más de una oportunidad se autolesionó su cuerpo para disipar el dolor mental con el físico.

“Cuando recordaba todo lo que pasó, me cortaba las venas y terminaba en los hospitales. En total, hay 36 marcas de ese horrible momento”, expresó. Además contó que las bandas delincuenciales de su barrio le ofrecieron la posibilidad de tomar justicia por mano propia y quitarle la vida al cura, pero él -criado con bases religiosas- no accedió a tal petición. Hoy en día sigue luchando con las marcas mentales que le dejó toda la situación que vivió.

Lee también:
Víctor Castro Gutierrez