Deporte

Jenni Hermoso, jugadora del escándalo con Rubiales, hizo inesperada revelación

Sigue hablando contra el expresidente de la RFEF

Muchos esperaban que con el pasar del tiempo ‘las aguas se calmaran’ con relación al escándalo que generó el beso de Luis Rubiales a Jenni Hermoso, pero lejos de eso la polémica sigue más viva que nunca, sobre todo con las nuevas declaraciones de las jugadora.

Hermoso, a quien Rubiales besó durante la final del Mundial Femenino sin su consentimiento, sigue revelando situaciones que se presentaron dentro de la selección femenina de fútbol en España, lo cual no solo deja mal parado tanto a Rubiales, que era presidente de la Real Federación Española de Fútbol, como al seleccionador Jorge Vilda.

luis rubiales
Foto: captura de video

Las declaraciones de la futbolista se dieron en el marco del programa Planeta Callejas, cuyo capítulo completo saldrá en los próximos días, pero con tan solo un avance de lo que ella dijo la polémica se ha vuelto a ‘encender’.

Nada de puertas cerradas

La jugadora dijo que el seleccionador del equipo les tenía prohibido cerrar las puertas de las habitaciones por las noches hasta que él no pasase por cada una de ellas. También lo señaló de querer manipular lo que hablaban entre ellas y hasta las compras que hacían.

«Cuando nosotras nos íbamos a dormir, teníamos que dejar la puerta abierta y esperar a que él pasara por la noche y dejar que él hablara con nosotras. Él decía que era el único momento que tenía para hablar personalmente con nosotras. Si tocaba la primera puerta de las primeras jugadoras, hasta que llegaba a la última, a lo mejor había jugadoras que se dormían», dijo.

Foto: Jenni Hermoso en Instagram.

FIFA en firme contra Rubiales

El pasado 6 de diciembre la FIFA dejó en firme un duro castigo en contra de Luis Rubiales, y es por eso que la sanción provisional de tres meses ahora se ha convertido en una suspensión plena que se extenderá por tres años.

luis rubiales
Foto: captura de video @rfef en Instagram

Al tomar esta determinación la FIFA sostuvo que «toda persona que atente contra la dignidad o la integridad de un país, una persona o un colectivo de personas empleando palabras o acciones despectivas, discriminatorias o vejatorias (por el medio que sea) por motivos de raza, color de piel, origen étnico, nacional o social, género, discapacidad, orientación sexual, lengua, religión, posicionamiento político, poder adquisitivo, lugar de nacimiento o por cualquier otro estatus o razón será sancionada con una suspensión que durará al menos diez partidos o un periodo determinado, o con cualquier otra medida disciplinaria adecuada».

«Su comportamiento es inaceptable y inexcusable y menos aún en el ecosistema actual y en el mejor momento del fútbol femenino. Utilizó la Asamblea de la Federación para defenderse y distorsionar la realidad para justificar el beso, algo que nunca puede hacer un presidente. Nunca reparó en el daño moral que podía ocasionar a las jugadoras con su manera de actuar», agregó la entidad que rige el balompié a nivel mundial.

Lee también:
Víctor Castro Gutierrez