¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Colombia

Avianca descarta su integración con Viva Air: estas son las razones

A la compañía aérea no le convienen los parámetros fijados por la autoridad aérea en Colombia

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Todo apunta a que la aerolínea Viva Air va directo a su inminente liquidación, ya que este sábado se conoció que Avianca descartó las posibilidades de una integración, por inadmisión de las normas establecidas por parte de la Aeronáutica Civil. 

De acuerdo con la compañía, los parámetros que fijó la autoridad aérea «no solo no permitirían que Viva Air sea una aerolínea financiera y operativamente viable, sino que pondría en riesgo la estabilidad de Avianca y del sector», ya que en la resolución 873 hay «poca flexibilidad regulatoria para dar certeza sobre las condiciones de reactivación de operaciones de Viva».

En el comunicado también se pone de manifiesto que hay una «falta de ajuste de los condicionamientos a la realidad actual de Viva y al tiempo transcurrido entre el inicio del proceso el 8 de agosto de 2022 y la fecha de una decisión en firme. Los condicionamientos exigen a Avianca asumir obligaciones, rutas, y compromisos de niveles de servicios y precios que no coinciden con las capacidades restantes de Viva Air luego de dos meses de suspensión de operaciones».

Cuando Avianca habla de la «realidad actual» de Viva Air, se refiere al hecho de que -a su juicio- esta aerolínea ya no cuenta con la misma capacidad de aviones de hace unos tres meses, y por ende no está en posibilidades de cumplir con los vuelos que la Aerocivil exige, así como también la devolución de un número importante de slots. Esto no es una novedad ya que desde hace varias semanas las directivas de Avianca venían advirtiendo este escenario.

Viva Air
Foto: Viva Air

Federico Pedreira, vicepresidente operativo de Avianca, dijo que en esta decisión (que hasta ahora es irreversible), también hubo mucha influencia de otras aerolíneas que operan en el mercado aéreo colombianos y que representaron «un rol perjudicial» que logró «dilatar las decisiones de la autoridad».

En ese sentido, Pedreira anunció que la aerolínea que vicepreside «buscará aumentar su número de aviones para dar mejor conectividad a las regiones, a la vez que implementará mecanismos para ofrecer opciones laborales a empleados de Viva».

Por su parte, el CEO de esta misma empresa, Adrian Neuhauser, destacó que aunque hubo voluntad, finalmente se tomó la decisión de no seguir en el proceso de integración porque la responsabilidad de la directiva es «proteger a Avianca y ponerla al servicio del país como una pieza clave del desarrollo, a la vez que cuidamos a nuestros empleados y nuestros clientes, y respondemos a los accionistas que han creído en nosotros invirtiendo miles de millones de dólares durante los últimos años».

«Este largo proceso pone en riesgo inminente de desaparición a Viva, aerolínea que trajo el modelo de bajo costo al país, puso a volar a millones de colombianos a precios competitivos y dio empleo directo e indirecto a miles de familias. Ahora el reto para el país será adelantar planes para proteger al sector y evitar que Colombia siga perdiendo competitividad, desviando el flujo de pasajeros a países como Panamá, Chil e y Perú», añadió Neuhauser.

Lee también:
Víctor Castro Gutierrez