Salud

¿Es realmente buena la famosa terapia de hielo en el rostro?

En redes sociales este método es muy popular entre los jóvenes

Tener una piel radiante y saludable es el deseo de muchas personas, y es necesario seguir una rutina de cuidado facial para lograrlo. Sin embargo, hay momentos en los que nuestra piel necesita un tratamiento extra para lucir radiante. Una de las preguntas más comunes es si es bueno colocarse hielo en la cara. En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber acerca de los beneficios de usar hielo en la piel del rostro.

La terapia de hielo ayuda a reducir la inflamación

Una de las principales razones por las que se recomienda la terapia de hielo en la cara es porque es un remedio natural para reducir la inflamación. Si te has levantado con la cara hinchada o con ojeras, colocar hielo en la zona afectada puede ayudar a reducir la inflamación. El frío del hielo provoca una constricción de los vasos sanguíneos, lo que reduce la inflamación y disminuye la hinchazón.

Refresca y tonifica la piel

Además de reducir la inflamación, el hielo es un excelente tonificador para la piel. Su uso regular puede ayudar a reducir la apariencia de los poros dilatados y refrescar la piel, dando como resultado un rostro más suave y con una apariencia más saludable. Por otro lado, el frío del hielo también puede ayudar a calmar la piel después de la exposición al sol o después de haber realizado actividad física que haga sudar.

Reduce la apariencia de arrugas y líneas de expresión

Otro de los beneficios de la terapia de hielo en la piel del rostro es que puede ayudar a reducir la apariencia de las arrugas y líneas de expresión. El frío del hielo puede estimular la circulación sanguínea y aumentar la producción de colágeno, lo que a su vez ayuda a reducir la apariencia de las arrugas y líneas de expresión.

Cómo usar la terapia de hielo en la cara

Para obtener los beneficios del hielo en la cara, es importante seguir las instrucciones adecuadas. En primer lugar, el hielo no debe ser aplicado directamente sobre la piel, ya que puede causar quemaduras por frío. Por lo tanto, se recomienda envolver el hielo en una toalla o paño antes de aplicarlo sobre la piel. Además, es recomendable no aplicarlo por más de 10 minutos a la vez, ya que puede causar daño en la piel.

Consulta a un dermatólogo

Si tienes dudas acerca de si el uso de hielo es adecuado para tu tipo de piel, es recomendable que consultes a un dermatólogo. Cada piel es diferente y tiene necesidades específicas, por lo que es importante tener en cuenta las recomendaciones de un profesional.

Es recomendable no aplicarlo por más de 10 minutos a la vez. Si tienes dudas acerca de si el uso de hielo es adecuado para tu tipo de piel, consulta a un dermatólogo.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Víctor Castro Gutierrez
Últimas entradas de Víctor Castro Gutierrez (ver todo)