Colombia

Encuentran sin vida en un cañaduzal, a joven ingeniera de Medellín

Familiares piden a las autoridades que investiguen a fondo para hacer justicia

Sandra Yulieth Zuluaga Giraldo, de 28 años, es el nombre de la ingeniera agrónoma que el pasado 19 de diciembre encontraron sin vida en un cañaduzal de la zona rural del Valle del Cauca, ubicado específicamente entre Cali y Candelaria.

Familiares la reportaron como desaparecida porque en horas de la mañana del día del hallazgo salió a trabajar hacia el corregimiento Triple del último municipio antes mencionado, y no supieron más nada de ella pues no contestaba ni llamadas ni mensajes.

Varias horas después se confirmó que el cuerpo sin vida de la ingeniera yacía sin vida al interior del vehículo tipo campero en el cual salió rumbo a cumplir sus labores, y presuntamente todo apunte a un nuevo caso de homicidio. Vale decir que el hallazgo se produjo porque un lugareño llamó a la Policía para informar que había un carro abandonado en la zona.

El cuerpo lo enviaron a la sede de Medicina Legal para que realice el análisis forenses y se determinen las causas del fallecimiento de esta joven que según su familia era una promesa en el gremio de ingenieros de Colombia y estaba próxima a cumplir 29 años el 13 de enero de 2023.

persona inerte tumbada sobre el platón de una morgue / niña estudiantes accidente
Foto: Freepik

Jairo Osorio, rector del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid, donde la hoy occisa cursó estudios, compartió el siguiente mensaje: «Sandra era una ingeniera que con su trabajo le aportaba al desarrollo del campo, representando no solo a las profesionales del agro, sino a todos aquellos que creen y se esfuerzan por forjar una Colombia en paz».

Visitarían a la ingeniera antes de lo planeado

Se conoció que la joven víctima era oriunda de la ciudad de Medellín y que pasaría las festividades de Navidad y Año Nuevo en el Valle, razón por la cual su madre tenía planeado viajar para compartir con ella, pero luego decidió hacerlo antes de la fecha acordada.

El plan lo adelantó justo para el día en el que le quitaron la vida a su hija, por eso cuando intentó llamarla que se verían en tan solo horas, ella nunca contestó las llamadas. «La idea era que mi mamá y mi papá viajaran el 27 de diciembre desde Medellín para quedarse con ella hasta el 2 de enero. Pero mi mamá quiso irse antes porque quería pasar más tiempo con ella. Ese día, la llamó como a las 8:00 de la mañana, pero no contestaba. Después, todos le seguíamos marcando y nadie respondía. Eso nos preocupó mucho y pedimos que se iniciaran las búsquedas», contó uno de sus hermanos.

Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram