¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Mundo

Alerta por terremoto de 7 grados: “busquen terreno elevado”

El epicentro se encuentra en la misma área donde ocurrió un sismo de 8,1 grados en marzo de 2021

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Cerca de las costas de Nueva Zelanda se registró un terremoto de 7 grados en la escala de Richter. Debido a la intensidad del movimiento telúrico, las autoridades del país activaron las alertas correspondientes.

“Estamos evaluando si el terremoto que ocurrió en la región de las Islas Kermadec ha creado un tsunami que podría afectar a Nueva Zelanda. Cualquier persona cerca de la costa que haya sentido el sismo debe moverse de manera inmediata al terreno elevado más cercano”, escribió la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (NEMA, por sus siglas en inglés).

A pesar de que los habitantes se asustaron por el mensaje, poco tiempo después, las autoridades disminuyeron el nivel de precaución.

“No hay amenaza de tsunami para Nueva Zelanda después del terremoto de 7,1 en las Islas Kermadec. Según la información actual, la evaluación inicial es que es poco probable que el terremoto haya causado un tsunami que represente una amenaza para el país”, informó oportunamente la entidad.

Hace un año ocurrió otro sismo

El epicentro del terremoto se encuentra en la misma área donde ocurrió un sismo de 8,1 grados en la escala de Richter en marzo de 2021, el cual originó evacuaciones en diferentes partes de la Isla Norte de Nueva Zelanda.

Según lo reportado por el periódico The New Zealand Herald, la mayoría de las islas Kermadec están deshabitadas, excepto por la isla Raoul, donde científicos neozelandeses llevan a cabo investigaciones meteorológicas durante temporadas.

En realidad, los terremotos de gran envergadura han ocurrido en estas islas debido a que están situadas en la falla generada por el choque entre las placas tectónicas del Pacífico y de Australia, lo que produce movimientos sísmicos frecuentes.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud indica que es esencial que las familias lleguen a un consenso y establezcan un plan detallado para saber cómo comunicarse y reunirse en un lugar específico después de que la emergencia haya terminado. “Converse con sus hijos acerca de qué hacer si hay un terremoto y, especialmente, qué hacer si están solos cuando ocurre”, añade.

Lee también:
Daniela López González