Estilo de vida

6 consejos para aprovechar al máximo el consumo diario de café

Se han realizado innumerables estudios sobre los beneficios del café para la salud. Pero, ¿cuándo y cuánto hay que beber para obtener sus beneficios?

Algunas personas beben su primera taza de café en cuanto se despiertan por la mañana. Otros se dan su primera dosis de cafeína durante la jornada laboral de la mañana. Algunos se niegan a beberlo después de las 3 de la tarde. Otros no se cansan de tomar su cafecito después de cenar. Algunos, como el multimillonario Richard Branson, pueden beber hasta 20 tazas de café al día. Otros se conforman con las 3 tazas diarias recomendadas para proteger su corazón.

En definitiva, cada uno tiene su propia forma de consumirlo. A lo largo de los años, los investigadores han demostrado que el café:

  • Mejora significativamente la memoria a largo plazo y combate el deterioro cognitivo.
  • Reduce el riesgo de enfermedad hepática (y de muerte).
  • Aumenta la producción de insulina y reduce el riesgo de diabetes de tipo 2.
  • Previene las enfermedades crónicas y reduce el riesgo de cáncer de próstata.
  • El café es ahora universalmente reconocido por sus beneficios para la salud. Sus efectos protectores se explican por su contenido en polifenoles, que también se encuentran en el vino tinto y el cacao.

Tenga en cuenta estos 6 consejos para aprovechar al máximo el consumo diario de café

  1. Bebe café durante tus reuniones (no antes)

Tomar café durante una reunión de trabajo nos hace estar más alerta y concentrados. Beber café antes de una reunión puede aumentar el nerviosismo y disparar el estrés.

  1. Espera una o dos horas después de despertarte para disfrutar de la primera taza

Es cierto que la cafeína ayuda a despertarse. Pero también provoca un aumento del cortisol (la hormona del estrés) en el organismo. Los niveles de cortisol son naturalmente altos cuando te despiertas, pero se estabilizan de forma natural entre 1 y 2 horas después.  Así que lo ideal es esperar una o dos horas después de despertarse para llenarse de cafeína.

  1. No superar las 3 tazas de café al día

Varios estudios han demostrado que el café es bueno para el corazón… siempre que no se superen las 3 tazas diarias. Los bebedores habituales de café tienen un mejor funcionamiento del corazón y un 30% menos de riesgo de sufrir un ictus que los que no beben café. Pero este consumo debe ser moderado.

  1. Tomar café 30 minutos antes de hacer ejercicio

La cafeína aumenta la adrenalina y eleva la temperatura corporal, lo que le hace más fuerte antes de hacer ejercicio. Un estudio de la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva descubrió que los atletas corrían más lejos y más rápido o entrenaban más duro cuando bebían café entre 30 minutos y una hora antes de empezar el ejercicio.

  1. Dejar de beber café una semana al mes

Los estudios han demostrado que el cuerpo desarrolla una tolerancia a la cafeína y a sus efectos antifatiga. Así que, en lugar de beber más y más para beneficiarse de sus efectos estimulantes, tómate un descanso «sin cafeína» una semana al mes. Reduce tu consumo a la mitad los primeros días, y luego a la mitad los días siguientes.

  1. Dile no al café seis horas antes de acostarte

La cafeína frena la producción de melatonina, la hormona del sueño. No tomes más café seis horas antes de acostarte (es decir, a las 16:00 horas si te acuestas a las 22:00 horas) porque es el tiempo necesario para que la cafeína se elimine lo suficiente de tu cuerpo para que puedas conciliar el sueño fácilmente y no perturbar el sueño profundo. Y si eres muy sensible a la cafeína, deja de tomarlo a las 2 de la tarde.

Puede interesarle: Los 9 alimentos que ayudan a estabilizar el azúcar en la sangre

Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram