¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vida

¿Qué son realmente los lunares?

Muchos de ellos suelen ser heredados por genética

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

Los lunares son una característica común de la piel humana que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. A menudo se les llama nevos y son crecimientos de células pigmentadas en la piel. Aunque la mayoría de ellos no son peligrosos, es importante entender cómo identificar los cambios en los mismos para detectar cualquier posible problema.

¿Qué son los lunares?

Los lunares son crecimientos en la piel que se desarrollan cuando las células productoras de pigmento (melanocitos) crecen en grupos. La mayoría de las personas tienen entre 10 y 40 lunares en su cuerpo, y estos pueden ser de diferentes tamaños, formas y colores. Además pueden ser planos o elevados, lisos o rugosos y pueden tener cabello en su superficie.

Pueden aparecer en cualquier lugar del cuerpo, incluyendo la cara, el cuello, los brazos, las piernas y el tronco. A menudo se desarrollan durante la infancia y la adolescencia, pero también pueden aparecer más adelante en la vida.

¿Qué causa los lunares?

La mayoría de estos aparecen en la piel durante la infancia y la adolescencia, aunque también pueden aparecer más adelante en la vida. La exposición al sol también puede aumentar la cantidad de lunares que una persona tiene. Los antecedentes familiares también pueden influir en la cantidad y el tipo.

Además, ciertos factores como la edad, la genética y la exposición al sol también pueden influir en la aparición de lunares. Por ejemplo, las personas con piel clara o cabello rubio o rojo son más propensas a tener lunares.

¿Cuándo debo preocuparme por un lunar?

La mayoría de los lunares son inofensivos, pero es importante estar atentos a los cambios en su tamaño, forma o color. Si un lunar comienza a picar, sangrar o tiene bordes irregulares, es importante que se revise por un dermatólogo. Cualquier cambio en un lunar puede ser una señal de melanoma, un tipo de cáncer de piel.

Hay varios signos que pueden indicar un posible melanoma, incluyendo un cambio en el tamaño o la forma del lunar, un cambio en el color o la textura del lunar, o un lunar que pica o sangra. Si tiene alguna preocupación sobre un lunar, es importante hablar con un dermatólogo.

Si tiene alguna preocupación sobre un lunar, es importante hablar con un dermatólogo. La prevención es clave y es importante tomar medidas para proteger la piel del sol y mantenerla saludable.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Víctor Castro Gutierrez