Mundo

Oktoberfest 2021 probablemente sería cancelado, según el alcalde de Múnich

"Al día de hoy, no podría celebrarse según la normativa vigente", dijo el alcalde

El año pasado, debido a la pandemia de coronavirus, la mundialmente famosa Oktoberfest de Múnich se suspendió por primera vez desde 1948. Ahora parece cada vez más probable que el festival de este año tampoco se celebre.

La cancelación de la Oktoberfest es cada vez más probable

A principios de este mes, un portavoz de la Oktoberfest estimó que las posibilidades de que se celebrara el festival eran del «cincuenta por ciento», pero ahora el alcalde de Múnich, Dieter Reiter, ha dicho que la cancelación de la Oktoberfest 2021 es cada vez más probable. El político del SPD dijo en declaraciones al «Bild» que el año pasado estaba firmemente convencido que el Oktoberfest volvería en 2021, pero ahora «la esperanza se debilita de semana en semana, para ser honesto».

«Al día de hoy, no podría celebrarse según la normativa vigente», dijo el alcalde, añadiendo que la pandemia no está disminuyendo. «Y por eso actualmente es difícil imaginar que se celebre el mayor festival popular del mundo».

Ya se acumulan las solicitudes de reserva de carpas de cerveza

Es probable que la aprobación o cancelación del festival sea objeto de un acalorado debate en las próximas semanas, sobre todo teniendo en cuenta que las elecciones generales se celebran sólo una semana después del inicio previsto del festival, el 18 de septiembre.

Según los anfitriones de la Oktoberfest, responsables de cada una de las carpas de cerveza, las solicitudes de reserva ya se acumulan. «La gente quiere venir», dijo el portavoz de los anfitriones de la Oktoberfest, Peter Inselkammer. La mayoría de los invitados habituales ya han asegurado sus plazas. «Sólo unos pocos han cancelado».

La decisión se espera para mayo o principios de junio a más tardar

El primer ministro del estado de Baviera, Markus Sӧder, ha expresado su escepticismo sobre la posibilidad de que el festival se celebre este año, pero indicó que quería aplazar una evaluación final. Reiter dijo a «Bild» que quería discutir el futuro del festival con Sӧder en mayo, y que la decisión probablemente se aplicaría a todos los grandes festivales de Baviera. «La probabilidad de que estos festivales no puedan justificarse es alta».

Los anfitriones dicen que necesitan una decisión a principios de junio como muy tarde, ya que es cuando tendrían que empezar a contratar empresas de construcción. Ya han rechazado la idea de una versión despojada, «Wiesn-light», del festival. «Una versión reducida no es una Oktoberfest», afirma Inselkammer. «Con mascarillas y espacio limitado en la carpa: Eso no tiene sentido desde el punto de vista económico, y tampoco es una Oktoberfest tal y como la queremos y amamos. Eso no es divertido».

El costo de la cancelación de la fiesta de la cerveza más grande del mundo -a la que asisten más de 6 millones de personas cada año- es alto. Inselkammer calcula que cuesta 400.000 euros al año sólo mantener el festival en marcha, si no se celebra. El valor económico del festival se sitúa entre 1.200 y 1.300 millones de euros al año.

También puede interesarte leer: Una sorprendente tormenta de arena cubrió totalmente una ciudad en China

¿Te gusta nuestro contenido?

Reciba nuestras últimas publicaciones todos los días en tu correo.

RECIBE EL BOLETÍN
- Boletín GRATIS -