¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vida

¡No más arrugas! Así puedes mejorar tu ropa sin usar la plancha

Un atuendo lleno de arrugas puede dar una impresión de descuido

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

A todos nos ha pasado que necesitamos usar una prenda específica, pero al momento de sacarla del armario, está llena de arrugas. En ocasiones, no tenemos tiempo para plancharla o simplemente no contamos con una plancha en ese momento. Afortunadamente, existen varias alternativas para quitar las arrugas de la ropa sin necesidad de una plancha. A continuación, te presentamos tres opciones que son fáciles, rápidas y efectivas.

Usando la secadora

La primera opción es utilizando la secadora. Es una forma muy rápida y fácil de quitar las arrugas de la ropa. Simplemente coloca la prenda en la secadora junto con una toalla húmeda y ponla en el ciclo de secado durante unos minutos. La toalla húmeda producirá vapor en la secadora, lo que ayudará a eliminar las arrugas de la ropa. Después de unos minutos, saca la ropa de la secadora y estírala con las manos para quitar las arrugas restantes. Este método es especialmente útil para prendas de algodón, camisas, pantalones y ropa de cama.

Mediante el uso de una plancha de vapor portátil

La segunda opción es utilizar una plancha de vapor portátil. Estas planchas son más pequeñas que las tradicionales y son ideales para viajes o para quitar arrugas de la ropa de manera rápida. Simplemente llena el tanque de agua de la plancha y conecta el dispositivo. Cuando la plancha esté lista, pasa la boquilla sobre la prenda y verás cómo las arrugas desaparecen. Este método es especialmente efectivo en ropa hecha de materiales delicados como la seda, el lino o la gasa. Una plancha de vapor portátil también es útil para prendas que tienen arrugas difíciles de quitar, como chaquetas o abrigos.

Rocío de agua

Si no tienes una secadora ni una plancha de vapor portátil, otra opción es utilizar un rociador de agua. Llena un rociador con agua y rocía la prenda con agua. Luego, estira la prenda con las manos y sacude suavemente para quitar las arrugas. Si tienes prisa, puedes colgar la ropa en un gancho o percha para que se seque al aire. El rocío de agua también es útil cuando se viaja y no se tiene acceso a una plancha o secadora. Este método es ideal para prendas de punto o tejidos elásticos.

Estas tres opciones son útiles para quitar las arrugas de la ropa sin necesidad de una plancha. Además, son fáciles y rápidas de hacer, y no requieren de mucho tiempo ni esfuerzo. Ahora, puedes tener tu ropa lista para usar en poco tiempo y sin necesidad de una plancha. ¡Inténtalo y verás cómo tus prendas quedan sin arrugas!

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Víctor Castro Gutierrez
Últimas entradas de Víctor Castro Gutierrez (ver todo)
Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información