Colombia

Revelan inimaginable dato sobre la vida del homicida de Michell Dayana

Un juez decidió enviarlo a prisión mientras avanza el proceso en su contra

Harold Echeverry fue enviado a prisión por orden de un juez de la República, mientras avanza el proceso judicial en su contra por el homicidio y descuartizamiento de la joven Michell Dayana González, ocurrido al interior de un taller de pintura automotriz en la ciudad de Cali.

Echeverry confesó que ejecutó el crimen contra la quinceañera y aceptó el delito de feminicidio agravado que le imputó la Fiscalía, por el cual podría pagar hasta 50 años de cárcel sin ningún tipo de beneficio por el hecho de que la víctima es una menor de edad.

michell dayana
Foto: Miguel Ángel Palta.

La vida del homicida de Michell Dayana

La investigación sobre el entorno en el que Harold Echeverry se desenvolvía, reveló que él solía congregarse en un grupo cristiano, motivo por el cual mucha gente no lo creía que cometer un acto tan atroz como el que dejó enlutada a la familia González.

Cuando se escapó del Valle del Cauca en una moto robada y condujo por tierra hasta Tolima, también se identificó como un hombre cristiano para pedir ayuda en lo que a techo, comida y vestimenta respecta. Sin embargo, allí solo estuvo por cuestión de horas.

Luego migró hacia Villavicencio-Meta, en donde finalmente alguien que vio las noticias sobre Michell Dayana pudo identificarlo, reportó su ubicación a la Policía y lograron detenerlo.

Video: Así fue la captura del presunto homicida de la adolescente en Cali
Foto: captura de video.

La abuela de la niña

El diario El Universal entrevistó a la abuela materna de la menor de edad, llamada Rosalba García Segovia. Rosalba tiene 70 años y reside en el barrio Olaya Herrera de la capital de Bolívar. Desde allí contó que la madre de Michell Dayana se separó del padre hace algún tiempo y que actualmente reside en Chile.

La septuagenaria indicó que uno de los propósitos que tenía su hija era llevarse a la jovencita a vivir junto a ella al país austral, para que terminase sus estudios; dijo que solo estaba esperando que terminara su año escolar en Colombia.

En cuanto al padre de la quinceañera, García Segovia no hizo más que hablar maravillas. Manifestó que siempre se ha caracterizado por ser un buen padre y a pesar del trágico desenlace que hubo, reconoce que siempre cuidó por el bien de sus hijas.

Foto: Policía Nacional.

«Genaro cuidaba a Michel y de verdad que lo hacía muy bien. Ese señor es un gran padre, una buena persona que no merecía ver a su hija así como se la dejaron en ese taller», expresó, no sin antes de recordar que él y su hija se conocieron en Cartagena y después se mudaron a Cali.

“Genaro trabajaba en un circo que se llamaba el Circo de México, y que recorría muchas partes del país. Al llegar a Cartagena él conoció a mi hija y se enamoraron, luego se fueron a vivir a Cali y allá nació Michel Dayana”, relató.

Lee también:
Víctor Castro Gutierrez