Mundo

En España capturaron a un sicario buscado en Colombia por más de 100 homicidios

Es considerado un jefe de la banda La Cordillera, con influencia en varios departamentos colombianos y que cuenta con ramificaciones en todo el mundo.

La Policía española detuvo en Madrid a alias “Nene”, un sicario buscado en Colombia por su presunta implicación en más de cien homicidios y que tenía en vigor dos reclamaciones judiciales internacionales. Es considerado jefe de la organización criminal La Cordillera, que delinque en el suroccidente del país.

Entre las muertes de las que se le acusa se encuentra la de su suegra, perpetrada por él mismo como venganza por un posible hurto de dinero propiedad de su organización criminal, informó este viernes la Policía. Para su detención, los agentes españoles contaron con la colaboración de la Policía Nacional de Colombia e Interpol.

Estaba en España desde el 2015, tiene más de 15 años de estar al margen de la ley y fue el presunto encargado de la expansión de su grupo criminal y de su consolidación en Europa. Además, articulaba actividades de narcotráfico a gran escala en Sudamérica, Panamá, Estados Unidos, México y Cabo Verde, según la fuente.

Las investigaciones policiales comenzaron cuando las autoridades de Colombia emitieron dos notificaciones para la localización y detención del fugitivo por diferentes delitos contra la vida, homicidios y asesinatos, cometidos todos ellos en su país de origen, y otros delitos.

La colaboración entre las policías de España y Colombia permitió descubrir que los familiares del detenido se desplazaban con frecuencia entre ambos países utilizando el avión como medio de transporte, por lo que se coordinaron los seguimientos intercontinentales de los mismos.

El control de sus movimientos y bienes llevó a los agentes hasta varios domicilios en la ciudad de Madrid relacionados con el objetivo y se ubicó a su pareja, a quien se vio contactar con el fugitivo, por lo que procedieron a su detención.

Según la Policía, al actuar el detenido como uno de los principales cabecillas de la organización criminal, con su detención se desestabiliza la línea de mando de la misma y se genera un impacto significativo en sus finanzas.

También puede interesarle leer: Israel-Gaza: la ONU abre una investigación sobre las violaciones de los derechos humanos

Fuente: Agencia EFE