Estilo de vida

El tipo de alcohol recomendado para personas con diabetes

No todos son aptos para consumidores con este diagnóstico

La diabetes es una condición que afecta a millones de personas en todo el mundo. Esta condición implica un cuidado exhaustivo de la alimentación para mantener los niveles de azúcar en sangre bajo control. Sin embargo, hay ocasiones especiales donde se puede considerar el consumo de alcohol. Es importante tener en cuenta que no todos los tipos de alcohol son iguales y algunos pueden ser más seguros para las personas con diabetes.

Vino Tinto

En primer lugar, el vino tinto es una opción relativamente segura para las personas con diabetes. Aunque contiene azúcar, la cantidad es generalmente baja comparada con otras bebidas alcohólicas. Además, algunos estudios sugieren que el vino tinto puede ayudar a reducir el azúcar en la sangre. Sin embargo, es importante beber con moderación, ya que el exceso puede tener el efecto contrario.

vino
Foto: Freepik

Cerveza Light

La cerveza light es otra opción segura para las personas con diabetes. A diferencia de la cerveza regular, la cerveza light tiene menos carbohidratos y, por lo tanto, menos azúcar. Sin embargo, al igual que con el vino tinto, es importante beber con moderación.

sirven cerveza en un vaso de vidrio con botellas de licor al fondo | Consumo moderado de cerveza alcohol - Esta marca de cerveza anunció que no subirá sus precios en Colombia este fin de año
Foto: Freepik

Bebidas Destiladas

Las bebidas destiladas como el whisky, vodka y gin pueden ser adecuadas para las personas con diabetes, siempre y cuando se consuman sin mezcladores azucarados. Estas bebidas tienen un contenido de carbohidratos casi nulo y, por lo tanto, no elevan tanto el azúcar en la sangre. Sin embargo, pueden tener un alto contenido de alcohol, por lo que deben consumirse con moderación.

6 alimentos que aumentan el riesgo de diabetes tipo 2

1. Azúcares añadidos

adicción al azúcar dulce - 6 alimentos que aumentan el riesgo de diabetes tipo 2
Foto: Freepik

Los azúcares añadidos, como los que se encuentran en los refrescos y dulces, deben evitarse tanto como sea posible. Estos alimentos tienen un alto contenido de calorías y muy poco valor nutricional. Además, consumir demasiado azúcar puede provocar un aumento en los niveles de azúcar en la sangre, lo que aumenta el riesgo de diabetes tipo 2.

Los azúcares añadidos se encuentran en muchos alimentos, incluso en productos que no se consideran dulces, como la salsa de tomate, la mayonesa y el yogur. Por lo tanto, es importante leer las etiquetas de los alimentos y limitar el consumo de azúcares añadidos.

2. Carbohidratos refinados

Los carbohidratos refinados, como el pan blanco y el arroz blanco, también deben evitarse. Estos alimentos tienen un alto índice glucémico, lo que significa que pueden causar un aumento rápido en los niveles de azúcar en la sangre. En su lugar, opta por carbohidratos complejos, como el pan integral y el arroz integral.

Arroz Integral o Arroz Blanco
Foto: Freepik

Los carbohidratos complejos se digieren más lentamente que los carbohidratos refinados, lo que significa que proporcionan una liberación de energía más gradual y sostenida. Además, los carbohidratos complejos contienen más fibra y nutrientes que los carbohidratos refinados.

3. Grasas trans

Las grasas trans, que se encuentran en alimentos procesados como las papas fritas y los donuts, pueden aumentar el riesgo de diabetes tipo 2. Estas grasas pueden reducir la sensibilidad a la insulina, lo que puede provocar un aumento en los niveles de azúcar en la sangre.

Sabrosas papas fritas en papel sobre fondo de piedra negra / papas a la francesa
Foto: Shutterstock

Las grasas trans también se encuentran en muchos alimentos procesados, como las margarinas, las galletas y las barras de energía. Por lo tanto, es importante leer las etiquetas de los alimentos y evitar los alimentos que contienen grasas trans.

4. Carne roja y procesada

La carne roja y procesada, como la carne de res y el tocino, también pueden aumentar el riesgo de diabetes tipo 2. Estos alimentos tienen un alto contenido de grasas saturadas, lo que puede afectar la sensibilidad a la insulina. En su lugar, opta por proteínas magras, como el pollo y el pescado.

Diferentes tipos de embutidos y carnes procesadas
Imagen: Freepik

La carne roja y procesada también se ha relacionado con otros problemas de salud, como enfermedades cardíacas y cáncer. Por lo tanto, es importante limitar el consumo de estos alimentos y optar por opciones más saludables.

5. Bebidas azucaradas

Las bebidas azucaradas, como los refrescos y las bebidas energéticas, deben evitarse tanto como sea posible. Estas bebidas tienen un alto contenido de azúcar y calorías vacías, lo que puede aumentar el riesgo de diabetes tipo 2.

edulcorantes artificiales
Imagen: freepik

El consumo excesivo de bebidas azucaradas también se ha relacionado con otros problemas de salud, como caries dentales, obesidad y enfermedades cardíacas. Por lo tanto, es importante limitar el consumo de estas bebidas y optar por opciones más saludables, como agua, té y jugos naturales sin azúcares añadidos.

6. Alimentos procesados

Los alimentos procesados, como las comidas congeladas y las sopas enlatadas, también deben evitarse. Estos alimentos a menudo contienen una gran cantidad de sodio y conservantes, lo que puede tener un impacto negativo en la salud en general.

En lugar de alimentos procesados, opta por opciones frescas y naturales, como frutas, verduras, carnes magras y granos integrales. Estos alimentos son ricos en nutrientes y tienen menos aditivos y conservantes que los alimentos procesados.

5/5 - (1 voto) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Víctor Castro Gutierrez