Salud

Día Mundial contra la depresión: Síntomas de alerta y consejos que te ayudarán

La depresión y la ansiedad parecieran ser síntomas aislados, pero en realidad, son estados que se pueden acompañar

Cada 13 de enero se conmemora el Día Mundial contra la depresión, que es la principal causa mundial de discapacidad y un padecimiento que afecta a 280 millones de personas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La conmemoración de esta fecha fue establecida por la Federación Mundial de Psiquiatría (WPA, por sus siglas en inglés) en el año 1992, con el objetivo de concientizar sobre esta enfermedad y promover la comprensión y el apoyo para las personas que la sufren.

En la salud la depresión y la ansiedad parecieran ser síntomas aislados, pero en realidad, son estados que se pueden acompañar de manera conjunta, según reseñan varios expertos. De hecho, de la ansiedad crónica se puede pasar a la depresión sin darse cuenta y ambas conviven en una situación difícil de sobrellevar.

¿Qué pasa con la depresión?

Se presenta como una vivencia de tristeza más allá de la tristeza lógica, por una situación que se ha presentado como la pérdida de un ser querido. También suele darse con una separación o el rechazo social.

La depresión apaga la ilusión y las fuerzas de hacer las cosas que siempre se hacían. Entre los síntomas característicos están el aumento de peso, las ganas excesivas de dormir, baja autoestima, falta de concentración, pensamiento suicida, aislamiento social y desatención del autocuidado.

Síntomas de alerta

  • Pérdida de motivación: No querer hacer algo que antes hacía sin ningún problema.
  • Irritabilidad: La persona empieza a mostrarse más irritable, enfadarse con más frecuencia y con mayor intensidad.
  • Aislamiento social: Hay personas que empiezan a evitar realizar planes sociales
  • Olvidos y distracción: Las personas empiezan a olvidar cosas de su vida diaria repentinamente. Se vuelven muy distraídas, se quedan calladas en las conversaciones o se pierden en las mismas. Cosa que no hacían antes.
  • Menos efectividad: Disminuyen su efectividad en las tareas que desempeñan, necesitando más tiempo y cometiendo más errores.
  • Bajo estado de ánimo y facilidad para el llanto: Sin motivo aparente las personas con depresión pueden recurrir al llanto, o presentar ojos vidriosos.

¿Hay tratamiento?

El tratamiento de estas patologías es el uso de fármacos antidepresivos y ansiolíticos, pero pueden llevar a tener hábitos tóxicos y acarrear otros problemas de salud. Lo más adecuado en estos casos es llevar un estilo de vida saludable de forma natural, que ayude a enfrentar y superar la situación difícil que lo ha llevado a la depresión.

Te compartimos algunos tips que te pueden ayudar:

  • Equilibrio entre el trabajo y la vida: La ansiedad se relaciona con el estrés excesivo y los niveles desajustados del cortisol e insulina. Por lo que el cortisol elevado hace creer continuamente que va a pasar algo fuera de su control y debilita el sistema inmune.
  • Dieta saludable: Es fundamental llevar un ritmo adecuado para comer y elegir alimentos saludables, de tal modo que se aporten nutrientes al cuerpo tales como vitaminas del grupo B, minerales, magnesio, hierro, zinc, entre otros. Expertos aconsejan minimizar el consumo de carnes rojas, alimentos procesados y con altos niveles de azúcar.
  • Evitar hábitos tóxicos: Por lo general, las personas con ansiedad pueden caer en el uso de drogas, tabaquismo, abuso de fármacos analgésicos y alcoholismo. Todo ello es un estímulo que genera intranquilidad y aumentan los niveles de ansiedad.
  • Nuevos hábitos: Salir de la zona de confort es la mejor opción, por lo que es importante volver hacer las cosas que le gustan y disfrutar de lo sencillo. Algo que le puede ayudar es hacer una lista de lo que le gusta y no hacer, y cada día intentar hacer una actividad y sacarle provecho a aquello que creía que no era bueno o no le gustaba.
Convierta Noticias24Colombia en su fuente de noticias aquíAgréganos a tus contactos en #Telegram