¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Mundo

Esta es la ciudad donde está prohibido morirse. Te contamos por qué

Es un lugar único en el mundo

Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información
Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información

¿Sabías que hay una ciudad en la que está prohibido morirse? Si alguna vez piensas en visitar el extremo norte de Europa, debes saber que hay un lugar donde la muerte no es opción, se trata del archipiélago de Svalbard, una ciudad ubicada en el Ártico noruego, donde las personas no pueden morir.

¿Por qué está prohibido morir en Svalbard? Todo se debe a la temperatura extremadamente baja de la ciudad, que hace que los cuerpos no se descompongan y la tierra permanezca congelada, lo que aumenta la probabilidad de que se extiendan virus y causen epidemias. Además, los entierros también están prohibidos debido a la presencia de osos polares que pueden desenterrar los cuerpos.

Por lo tanto, si alguien se enferma gravemente y su vida corre peligro, debe ser trasladado en avión a la ciudad más cercana en Noruega continental. De lo contrario, si alguien fallece en Svalbard, su cuerpo será trasladado en avión a otra ciudad.

Hay una ley que rige desde 1950, según la cual todos sus habitantes están obligados a emigrar antes de morir.

Además de esta particularidad, Svalbard es un lugar impresionante por su belleza natural. Sus paisajes nevados, montañas, glaciares y auroras boreales hacen que valga la pena visitarla. También es un destino ideal para los amantes del ecoturismo, ya que es un lugar protegido donde se pueden observar diferentes especies animales como renos, zorros y ballenas.

También hay un país donde no se puede nacer y está prohibido morirse

El país en cuestión es Mónaco, ubicado en la costa del Mediterráneo. ¿Por qué Mónaco es conocido como el país donde no se puede nacer ni morir? La respuesta es muy sencilla: su territorio es demasiado pequeño para construir un hospital o un cementerio.

Mónaco es uno de los países más pequeños del mundo, con una superficie de apenas 2,02 km². Su tamaño es tan reducido que no cuenta con espacio suficiente para construir un hospital o un cementerio. Por esta razón, los ciudadanos de Mónaco tienen que nacer y morir en otros países cercanos como Francia.

Aunque pueda sonar extraño, esta situación no es algo que preocupe a los habitantes de Mónaco, ya que el país cuenta con un sistema de salud de primer nivel, y los ciudadanos tienen la posibilidad de recibir atención médica en Francia si lo necesitan. Además, el gobierno monegasco tiene un acuerdo con Francia para que los ciudadanos puedan ser enterrados en un cementerio cerca de la frontera.

Mónaco es un país que atrae a muchas personas por su glamour y su estilo de vida lujoso. Aunque sea tan pequeño, su economía es muy fuerte, y sus ciudadanos disfrutan de una alta calidad de vida.

Lee también:
María Vargas Jimenez
Suscribite a nuestro canal para recibir toda la información